Gastronomía

4 de Julio de 2018 - Nota vista 3367 veces

DELICIAS DE LA COCINA RUSA

La Cocina Rusa es fruto de múltiples influencias: de pueblos del Cercano y Lejano Oriente, de los tártaros, de tribus nórdicas, de Europa Central y de la cuenca del Mediterráneo.

A partir del siglo XVIII recibió también aportes de la cocina francesa y de otras cortes europeas.

Unida por vínculos familiares con la comunidad de rusos ortodoxos cristianos, edité con la Editorial Emecé hace varios años uno de mis primeros libros Delicias de la Cocina Rusa.

Fue presentado en los salones de la Catedral Rusa Ortodoxa, Monumento Nacional, ubicado en Parque Lezama, Buenos Aires.

Hasta la Perestroika esta Catedral era considerada durante el dominio soviético la virtual Embajada de los Rusos Blancos, llamados así para diferenciarse de los rojos o soviéticos y también de los rusos judíos que profesan otra religión y costumbres alimentarias.

Investigué y estudié durante más de 10 años, compulsando bibliografía extranjera incluso del ruso original, traducido por mi esposo y en especial mi suegra, de quien no solo recibí el encanto de esta cocina, sino además sus costumbres, alrededor de una mesa variada llena de delicias, pero sobre todo un enorme sentido de la hospitalidad que caracteriza el alma rusa.

Anímense a leer libros digitales, los preferirán en poco tiempo. Yo viajo a veces con 10 libros de temas opuestos.

Puedes marcar, unir conceptos, destacarlos. Pasa algo curioso que los índices no tienen número porque no existen las páginas numeradas, porque si cambias el tamaño de la letra cambiarían los números también. Son Tablas de Contenido o listas de recetas que buscas en el mismo libro, con una lupa al toque navegas por las recetas y por los conceptos. Proba y disfrútalo

Delicias de la Cocina Rusa – por Otilia Kusmin en

https://www.bajalibros.com/AR/Delicias-de-la-Cocina-Rusa-Otilia-Kusmin-eBook-1562260

En venta en todo el mundo de habla hispana, 300 recetas ARS 349 Dólares 14 Euros 12

El libro, también histórico y costumbrista, finaliza con el Epílogo de un grande de la literatura mundial

  “Observar las tradiciones, distingue a los pueblos cultos de la barbarie”

LEV NICOLAIEVICH TOLSTOI (1824-1910)

BLINI - Una delicia de la cocina rusa


Famosos crepes de la cocina rusa, una vez cocidos envuelven el hogar en un cálido perfume a pan, a manteca dorada, abuelas tiernas y cariñosas nutriendo con panqueques a ávidos comensales.

Como sucedió con tantos platos rusos se difundieron por todo el mundo pasando primero por Francia.

El estilo francés de hacer los bliní pequeños y gruesos, especie de tortitas de sartén, no es el auténtico estilo ruso. Además los bliní son en Rusia un plato popular no una entrada refinada cono los promocionó la cocina francesa.

Durante todo el período de Carnaval, despidiendo el duro invierno, los rusos comen los bliní como plato de resistencia, acompañando fundamentalmente pescados y sus huevas saladas, todo rociado con manteca y smetana o crema agria.

Fácil de hacer en nuestro medio cortándola con un poco de jugo de limón.

La palabra bliní es plural pero sin la letra s, no corresponde llamarlos blinis, el singular es Blin. Los más tradicionales se hacen con harina de sarraceno, para que sean más accesibles los haremos con harina de trigo.

RECETA 1. Batir bien 20 g de levadura con 1 cucharadita de azúcar, 500 g de harina 0000 y 375 c.c. de agua tibia. Dejar duplicar su volumen. 2) Luego se agregan 2 yemas batidas con 1 C de azúcar y una pizca de sal.

 Se integra bien y se vierte 375 c.c. de leche hirviendo, que entibia toda la preparación sin matar la levadura. Por último se agregan 2 claras batidas a nieve. 3) Se fríen en pequeñas cantidades de manteca y aceite y se extiende lo que más se puede la mezcla para que queden esponjoso pero finos no más de 3 mm.

Ver fotos.

4) Se sirven como dijimos con pescado salados y cremas. Pero los bliní también constituyen un gran postre sirviéndolos con frutas, confituras, crema o miel.

ALADII - Para postre sencillo o entrada y deliciosa guarnición Son una especie de tortitas de sartén que incluyen un batido muy simple apto para dulce o salado si se incorpora o no azúcar en su preparación

ALADII DE MANZANAS : Harina 0000, 300 g, Yogur natural, 2 potes, Huevos, 2, Sal, 1 c., Aceite, 1 C, Bicarbonato de sodio, ½ kilo de Manzanas, Para rociar durante la cocción, 50 g de manteca. Unir los elementos del batido, menos las manzanas que se pelan y se cortan en rebanadas finas y se reservan. Se calienta una sartén con un poco de aceite y se vierte un cucharón de la mezcla, cuando hace piso, recién se agregan las manzanas introduciéndolas en el batido, se espolvorea con azúcar y manteca fundida, caramelizando de ambos lados. Admite cambiar la fruta según deseo y temporada. ALADII DE PAPAS Hacer el mismo batido anterior, antes de cocinar se agregan 500 g de puré espeso más 100 gr de trocitos de panceta dorados previamente en su misma grasa. Verter un cucharon en sartén caliente y aceitado,formar tortitas solamente rociando manteca derretida, sal y pimienta, dar vuelta para dorar. Servir calentitos como entrada o guarnición de carnes.

Pudiendo también cambiar el vegetal e incluso no usar panceta haciendo una entrada más liviana.

  • TEMAS DE LA NOTA:

Contenido Relacionado