Salud

13 de Junio de 2018 - Nota vista 769 veces

Un test de saliva detecta a los hombres con mayor riesgo de cáncer de próstata

Una prueba genética que usa muestras de saliva, con un coste de apenas 11 euros, podría identificar el 1 por ciento de los hombres con mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Un estudio realizado en más de 140.000 varones ha identificado 63 nuevas variaciones genéticas en el código de ADN que aumentan el riesgo de cáncer de próstata. Los investigadores del Instituto de Investigación del Cáncer en Londres (Reino Unido) han utilizado esta información para diseñar una nueva prueba para predecir qué hombres tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad durante su vida.

La prueba genética que usa muestras de saliva y permite identificar el 1 por ciento de los hombres con mayor riesgo de desarrollar la enfermedad podría estar lista para el uso en dos años. Su coste es de entre 9 y 11 euros.

La prueba, basta un poco de saliva, identifica al 1 por ciento de los hombres que están en mayor riesgo porque han heredado muchas de estas variantes (combina las nuevas genéticas con más de otras 100 previamente relacionadas con el cáncer de próstata), y tienen casi seis veces más probabilidades de desarrollar cáncer de próstata que el resto de la población. El estudio se publicó en «Nature Genetics».

Los investigadores creen que ya hay información suficiente para ensayar el test de ADN en muestras de saliva tomadas en las consultas de atención primaria para evaluar si la vigilancia activa o el tratamiento preventivo podrían reducir los casos de cáncer de próstata entre los hombres que tienen el mayor riesgo heredado.

El nuevo estudio utilizó un nuevo análisis de ADN, el ‘Oncoarray’, para comparar más de medio millón de cambios de una sola letra en el código de ADN de casi 80.000 varones con cáncer de próstata y más de 61.000 sin la enfermedad.

Así, los investigadores identificaron 63 nuevas variantes en el ADN que, cuando se heredan, aumentan el riesgo de cáncer de próstata. Individualmente, estas variantes apenas tienen un pequeño efecto sobre el riesgo, pero el efecto combinado de heredar múltiples variantes podría ser dramático.

Al observar el código de ADN de decenas de miles de hombres hemos descubierto una información clave sobre los factores genéticos que pueden predisponer al cáncer de próstata.

El 1 por ciento de los hombres en mayor riesgo tenían 5,7 veces más probabilidades que la población general de desarrollar cáncer de próstata y el 10 por ciento superior en la distribución del riesgo de la población tenía 2,7 veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad que la población general.

El profesor Ros Eeles, del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, señaló: «Al observar el código de ADN de decenas de miles de hombres hemos descubierto una información clave sobre los factores genéticos que pueden predisponer al cáncer de próstata y, lo que es más importante, hemos mostrado que esa información de más de 150 variantes genéticas se puede ahora combinar para proporcionar una lectura del riesgo heredado de cáncer de próstata en un hombre».

«Si podemos deducir mediante pruebas de ADN la probabilidad de que un hombre desarrolle cáncer de próstata, el siguiente paso es ver si podemos usar esa información para ayudar a prevenir la enfermedad.

Ahora, esperamos comenzar un pequeño estudio en atención primaria para establecer si las pruebas genéticas podrían seleccionar a hombres de alto riesgo que podrían beneficiarse de intervenciones para identificar la enfermedad antes o incluso reducir su riesgo», añade.

Este estudio también nos brinda información importante sobre las causas del cáncer de próstata y el potencial papel del sistema inmune

Según Paul Workman, director ejecutivo del Instituto de Investigación del Cáncer (Reino Unido) «este estudio también nos brinda información importante sobre las causas del cáncer de próstata y el potencial papel del sistema inmune, que finalmente podría ser empleado en el diseño de nuevos tratamientos».

El cáncer de próstata es uno de los tumores más frecuentes en los varones.

En 2017 fue el tumor que se diagnosticó con más frecuencia, con unos 30.000 nuevos casos en España, según la Sociedad Española de Oncología Médica.

Un tipo de cáncer que, además, fue directamente responsable solo en 2014 de la muerte de 5.855 españoles, siendo esta mortalidad únicamente superada por las asociadas al cáncer de pulmón y colorrectal.

(ABCes)