Ciencia

16 de Mayo de 2018 - Nota vista 1838 veces

El misterio del planeta sin nubes

Este gigante de gas caliente es el primer mundo completamente despejado

Si hay algo que tienen el común los planetas con atmósfera es que todos, sin excepción, tienen nubes. ¿Todos? Ahora y por primera vez, un equipo de astrónomos, liderado por Nikolay Nikolov, de la universidad británica de Exeter, acaba de descubrir un exoplaneta que carece de nubes por completo. El hallazgo se acaba de publicar en Nature.

Los investigadores detectaron este extraño mundo, un gigante de gas caliente conocido como WASP-96b, utilizando el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral en Chile. Y determinaron su composición atmosférica estudiándolo mientras pasaba frente a su estrella anfitriona, midiendo cómo el planeta y su atmósfera afectaban a la luz de la estrella.

De hecho, la composición de la atmósfera de un planeta influye en las características de la luz que los científicos miden cuando éste pasa por delante de su estrella (tránsito), creando un “espectro” o, lo que es lo mismo, una suerte de “huella digital” única que revela la naturaleza de los materiales con los que la luz ha entrado en contacto.

Normalmente, las nubes oscurecen, en alguna medida, la luz emitida por un planeta, afectando al espectro que los investigadores estudian desde la Tierra.

Pero en el caso de WASP-96b lo que se observó fue una “firma” extremadamente clara para el elemento sodio. Normalmente, las nubes suelen oscurecer esas firmas, pero la claridad de este espectro solo puede explicarse asumiendo que la atmósfera de ese planeta carece por completo de ellas. Los investigadores afirman que esta es la primera vez que se encuentra un planeta completamente despejado y también la primera que se detecta una firma de sodio tan clara.

Por ello, WASP-96b se ha convertido en el primer mundo sin nubes descubierto hasta ahora, lo que le convierte en el primer miembro de una nueva familia planetaria y, en palabras de Nikolov, en “un punto de referencia para la caracterización” de otros posibles mundos similares a este.

Este espectro único aparece en los gráficos en forma de tienda de campaña, algo jamás visto hasta ahora porque, según Nikolov, “el perfil característico de forma de tienda solo se puede producir en las profundidades de la atmósfera”. Para el investigador, en la inmensa mayoría de los planetas las nubes se interponen en el camino de la luz, lo que hace que esa forma acampanada sea muy difícil de distinguir.

Extremadamente caliente

Además de contar con una rarísima atmósfera sin nubes y tan rica en sodio, WASP-96b también se caracteriza por ser extremadamente caliente (unos 1.000 grados centígrados) y enormemente grande, hasta un 20% más que Júpiter, el “gigante” de nuestro Sistema Solar. La masa del nuevo planeta es similar a la de Saturno, por lo que los investigadores lo han clasificado por ahora como un “Saturno caliente”.

Los niveles de sodio hallados en la atmósfera de este planeta único indican que la cantidad que posee de este material es similar a la que existe en todo el Sistema Solar. El sodio es el séptimo elemento más abundante del Universo, y durante mucho tiempo los científicos han pensado que los grandes mundos gaseosos lo poseían en abundancia en sus atmósferas. Pero hasta ahora nadie había conseguido pruebas que apoyaran esta idea. Por eso, WASP-96b ayudará a comprender mucho mejor la verdadera naturaleza de los gigantes gaseosos.

Gracias al cielo sin nubes de este mundo singular, asegura Ernst de Mooji, coautor del estudio, “los científicos tienen ahora una oportunidad única para determinar la abundancia de otras moléculas, como agua o monóxido y dióxido de carbono”.