Interés General

16 de Mayo de 2018 - Nota vista 881 veces

El bombero concordiense que fue a Escocia a capacitarse nos cuenta la experiencia

Juan Medina nos detalla sobre el proceso de selección y la vivencia de haberse instruido en el Reino Unido: “Esta propuesta surgió a través de la ‘Fundación Bomberos Ayudemos a Servir’ de la provincia de San Luis”.

En noviembre del 2017 los Bomberos Voluntarios reciben una invitación para viajar a San Luis para realizar una capacitación que sería dictada por bomberos instructores de Escocia, trabajarían en esta región de nuestro país.

“Al curso concurrieron alrededor de 60 bomberos de San Luis y alrededores, Mendoza, La Pampa y 3 de la provincia de Entre Ríos, (2 de Concordia y 1 de Victoria)”.

Luego de asistir al curso en los meses de noviembre y diciembre, Medina fue convocado por haberse ganado un lugar para viajar a capacitarse en Escocia formando parte, de esta manera, de un grupo de 5 bomberos que representaron a distintas provincias argentinas.


La fundación británica IFRA que se especializa en incendios y rescates, alecciona capacitaciones en países latinoamericanos para la utilización de maquinaria y tecnología de avanzada.

“También ellos reciben por medio de bomberos escoceses donaciones de equipamiento de ve-hículos y recursos que luego entregan a países de América, en este momento Paraguay y Argentina son los destinos que han recibido el mayor de donaciones”.

Juan nos cuenta que en suelo británico se encontró con colegas mexicanos, paraguayos y agrega: “Nosotros hicimos la capacitación, estuvimos 15 días – fue trabajo muy intenso- comenzamos todos los días a las 9 de la mañana y terminamos a las 6 de la tarde en las instalaciones de la fundación.

Allá nos entrenaron desde lo básico como primeros auxilios, rescate vehicular, búsqueda y rescate de personas, usamos simuladores de búsqueda de incendios”, Medina no solo aprendió muchísimo para poder compartir en nuestra localidad, sino que compartió historias sobre rescates e incendios de muchas partes del mundo, lo que amplía significativamente la perspectiva para la resolución de casos.

“Lo que más me llamó la atención fue la tecnología y el equipamiento, pero hay que destacar que en Escocia los Bomberos dependen del estado, lo que obviamente ayuda por lo que cuentan con todos los elementos necesarios como para brindar respuesta”, explica Juan para este medio.

Sin embargo remarca que en cuanto a capacitación más allá que hay mucha más estructura a la hora de proceder y dentro de la misma institución, asegura no dista mucho la ideología de trabajo que se lleva aquí en Concordia: “Ellos tienen guardias fijas, han certificado los procedimientos… la manera de trabajar y en eso fueron los primeros, lo que por supuesto hace la diferencia a la hora de acudir al lugar del hecho.

“Es una experiencia única y la familia siempre es una parte importante en Voluntarios puesto que cada día se hace más difícil estar acá para ayudar”, refiriéndose a lo económico que en algún punto deriva a que haya menos gente que quiera ser bombero o pueda dedicarle el tiempo.

 Aunque agrega: “Nosotros por más que no recibamos remuneración hacemos un trabajo profesional, con el mismo nivel de exigencia que cualquier bombero, solo que en Escocia cumplen horas al ser un trabajo pago, ellos saben que, por ejemplo, la guardia dura de tal hora a tal hora y hay 5 bomberos que estarán disponibles”.

Por supuesto que las realidades y contextos son muy distintos, aunque dice que ya se puso en marcha para brindar este conocimiento a sus colegas de la institución a la que pertenece y a otras de ciudades aledañas.