APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

11 de Mayo de 2018 - Nota vista 2640 veces

De falta de cambio y avivadas

Múltiples son las quejas que llegan a redacción debido a la falta de cambio en los colectivos urbanos de pasajeros.
Foto ilustrativa

El hecho que un boleto hoy cueste 12 pesos dificulta tanto a quienes conducen como para quienes deseen utilizar el servicio, pero si  a esto le sumamos la falta de educación e intolerancia de, en este caso un joven chofer, estamos ante un hecho grave que se va a solucionar en parte a partir de la utilización de la tarjeta SUBE.

 Este caso singular pasó en la tarde noche de ayer con un chofer de la línea 1. El pasajero sube, va a abonar con quince pesos y el chofer ya de mala manera le dice que monedas no tiene.

“Nada de cambio”, el pasajero le explica que no es su problema, que entonces le cobre 10 o en todo caso que le dé el vuelto cuando suba alguien. “Como te voy a cobrar diez –dice el chofer- a lo que el pasajero le explica que tampoco le va a regalar los tres pesos que sobraban, entonces de mala manera este joven chofer expresó:

“Entonces devolveme el boleto y bajate, esto es un servicio”, a lo que el pasajero le explicó, justamente como es un servicio tenés que tener cambio y tras transcurrir una cuadra entre calles Mendoza y Scattini, se baja de la unidad en dicha arteria y Urquiza, debiendo esperar otro colectivo con un chofer más amable y que por sobre todas las cosas tenga cambio.

Justamente porque es un servicio -como sostuvo el chofer- tendrían que mejorar la calidad de atención y en este caso no hubo mayor problema porque quien se transportaba lo hacía por pocas cuadras por una  cuestión de horario, pero cómo actuarían si se trata de una persona mayor o alguien desprevenido, se quedan con esos tres pesos y a lo largo del día, hagan la cuenta, son varios billetes que van a parar a sus bolsillos, no a los de la empresa.


Contenido Relacionado