Deportes

16 de Abril de 2018 - Nota vista 263 veces

Canapino y un triunfo caído del cielo

El campeón ganó por primera vez en la temporada gracias a un trompo que hizo Risatti cuando faltaba medio circuito para la bandera a cuadros.

Las carreras se terminan con la bandera a cuadros. Esas es una ley suprema del automovilismo argentino y mundial. Y no caben dudas de que es así. Este domingo todo estaba a pedir de Ricardo Risatti que entró en la última vuelta en la punta de la competencia y solo le quedaba el recorrido final pero el destino jugó una carta inesperada para el cordobés y el equipo Fiat Octano.

 Ya con un auto desgastado y la tensión del final la consecuencia fue un trompo que le impidió terminar adelante, cerrar su regreso con un triunfo tan buscado por él y su equipo.

 La carrera se puso en marcha con el local Martín Ponte en la primera posición con Agustín Canapino en la segunda colocación mientras Franco Girolami perdía la tercera posición en manos de Matías Rossi.

 Todos los pilotos plantearon una estrategia conservadora manteniendo un ritmo lejos de lo hecho en clasificación. Los tiempos se mantuvieron dentro del 1m48 y 1m49 segundos. Así enfrentaron las primeras vueltas.

 Canapino intento en los primeros metros sin lograr superar a su compañero de equipo y se mantuvo segundo muy cerca de Ponte. Detrás de ellos dos Rossi peleaba con Matías Rodríguez y Franco Girolami.

 En el fondo de la grilla largaba Diego Azar que largaba desde la última posición producto de la penalización que recayó sobre él producto de la sanción por técnica. Azar debía avanzar y mucho. Desde el inicio el piloto de Del Viso se propuso trepar en el clasificador y poco a poco fue logrando mejorar en las posiciones.

 Los ingresos a los boxes comenzaron y las estrategias empezaban a darle forma a una carrera muy complicada. Los primeros en ingresar fueron los autos del azar Motors Sport. Mientras todas las miradas apuntaban a los líderes.

 Del equipo Sportteam el primero en pasar por los boxes fue Agustín Canapino mientras Ponte seguía adelante. Luego fue a boxes Risatti que logró una gran parada que le permitió salir y mantenerse cerca de Canapino. Un panorama similar se vio en el box de Matías Rodríguez y Franco Girolami.

 Promediando la carrera y con los líderes en pista y sin ingresar a boxes, apareció el auto de seguridad para neutralizar la carrera. Esto favoreció a todos los que habían cumplido con la recarga pero complicó a los pilotos que no había ingresado, entre ellos los punteros.

 El despiste de Bruno Boccanera cambió el destino de una dura carrera que a partir de ese momento debió mesclar y dar de nuevo las cartas.

 Ahora el panorama era diferente en comparación con el inicio de la carrera. A esta altura los autos estaban desgastados y un grupo todavía debía cumplir con la detención en boxes.

 Cuando la carrera se relanzó, Canapino perdió la posición con Risatti mientras Rodríguez sostenía el ataque de “Josito” Di Palma. Una vuelta más tarde fue a buscar combustible, Martín Ponte y luego apareció en los boxes Matías Rossi primero y más tarde Gabriel Ponce de León.

 Luego de las detenciones la carrera mostró otra fisonomía. Risatti se hizo dueño de la punta, Canapino lo seguía de cerca sin poder arriesgar una maniobra y atrás Matías Rodríguez se mantenía expectante. Franco Girolami peleaba la cuarta posición con Diego Azar y así se mantuvieron las posiciones.

 El final de la competencia se acercaba y Risatti ya sentía el sabor de la victoria pero faltando solo medio circuito, el Fiat Tipo entró en trompo en la chicana y eso le hizo perder todo en tan solo un instante. Canapino viajaba muy cerca del cordobés pero pudo evitar algún roce heredando la cima del clasificador con Matías Rodríguez en la segunda posición. Atrás Azar peleaba con Franco Girolami casi hasta la bandera a cuadros que los esperaba medio circuito más adelante.

 Ganó Canapino y así logró revertir un fin de semana que había comenzado muy complicado. Además logró su primera victoria dentro del TopRace en esta temporada. Con este triunfo el campeón se sube lo más alto del torneo.