Policiales

16 de Abril de 2018 - Nota vista 1826 veces

Cae otra banda de venta de drogas

Entrevista exclusiva con Juan Carlos Vera (Jefe de la División AntiDrogas de la Policía Federal en Concordia).  

Luego del despliegue del viernes, donde se allanaron 5 puntos de venta de estupefacientes, el Comisario Vera, nos cuenta sobre esta investigación en particular.

“Se trata de una organización familiar que se dedicaba al narcomenudeo”, adelanta.

 Este tipo de investigación lleva mucho tiempo de trabajo e inteligencia, identificaciones, escuchas, agentes afectados, de este modo meticulosamente se van conociendo los movimientos y obteniendo pruebas que servirán para que a la hora de apresarlos se tengan fundamentos.

 Y los delincuentes permanezcan el mayor tiempo posible en la cárcel. 

El fin que se busca es ir lo más lejos posible a modo de detener y secuestrar en cantidad. En esta oportunidad la fiscalía de Concepción del Uruguay a cargo del Doctor Seró emite la orden para los respectivos allanamientos.

“Muchos concordienses se acercaron a denunciar y alertar sobre estos puntos”, dice Juan Carlos.

Hay que destacar, que por lógicos inconvenientes de ingresar a estas redes (relacionadas al tiempo y el peligro del agente) los datos aportados por los vecinos son muy importantes.

Por supuesto que luego de toda denuncia o datos entregados anónimamente, se realizan tareas investigativas para eliminar falsos o sustentar con pruebas los diferentes relatos. 


Esta “familia narco” se encargaba de vender a mayores y menores de edad de bajos recursos, lo que por sobre todo comenzó a ser denunciado. Las casas se encontraban en su mayoría una al lado de la otra y los negocios “ilegales” alrededor de un descampado que ocupa una manzana completa.  Los resultados fueron positivos puesto que se detuvieron a 32 personas, quienes quedaron a cargo de la justicia.

Además al requisar se encontró todo lo referido a la venta y fraccionamiento de sustancias listos para salir a la calle, había 556 dosis de marihuana y 680 de cocaína.    Por un tema de cercanía con la Universidad Nacional de Entre Ríos, estas personas abastecían a estudiantes de allí, recordamos que las calles son Ricardo Rojas y Perú (atrás de la UNER). Por lo que no solo niños y adultos de bajos recursos eran sus clientes.

La banda fue agarrada con las manos en la masa, secuestrándole elementos de estiramiento (como lo llaman comúnmente en la jerga) sustancias que sirven para adulterar mezclando la droga para hacerla rendir más.  El jefe nos informa por último que se encontraron  armas, municiones, balanzas de precisión, dinero, 50 celulares usados para este fin y un automóvil.