Interés General

11 de Abril de 2018 - Nota vista 341 veces

Abel Albino: “El país se hace grande con un chico estudiando, leyendo, no robando en las calles”

El doctor Abel Pascual Albino estuvo en Concordia para celebrar los 10 años de La Cooperadora para la Nutrición Infantil (CONIN) en nuestra ciudad, centro ubicado en Villa Adela. Conin es una fundación sin fines de lucro argentina dedicada a la prevención y recuperación de niños desnutridos de 0 a 5 años con alto riesgo social o nutricional y la asistencia a sus familias.

La fundación fue creada por el Dr. Albino en la provincia de Mendoza, el 4 de septiembre de 1993. Albino tomó el exitoso modelo de CONIN Chile, ideado por su fundador el Dr. Fernando Mönckeberg, quien logró exitosamente quebrar el flagelo de la desnutrición infantil en su país y gracias al cual Chile posee el índice más bajo de desnutrición de Latinoamérica. El modelo chileno (Centros de Tratamiento) fue complementado en Argentina con los Centros de Prevención de Desnutrición Infantil y Promoción Humana.

“En Mendoza, teníamos 20,5 por 1000 de mortalidad infantil en el año 1993 cuando empezamos a trabajar y hoy tenemos 7,7, la más baja de la argentina, junto con Capital Federal”, cuenta el director. “Chile tiene 6,8, mejor que EE.UU. que tiene 7 y Mendoza tiene 7,7, somos Gardel, estamos enloquecidos”, agrega entusiasta el pediatra.

“En el hospital de Mendoza nos entregaron 2327 niños desnutridos graves en los últimos 14 años; se nos murió uno, lo lloramos como si hubiesen sido 40, pero debemos reflexionar que podrían haber sido más, esto es fantástico”, explica el fundador. “Cuando nos ocupemos, las cifras siempre van a bajar”, suma.“En 25 años, es la primera vez que un presidente de la nación nos llama y nos escucha, es fantástico. Debemos ser estrictos manejando la economía porque es dinero ajeno y debemos cuidarlo. En este momento el gobierno tiene 53.000 niños controlados con el aporte, estamos hablando de niños de 0 a 5 años. El país se hace grande con un chico estudiando, con los chicos leyendo, no con bandas en la calle robando. Nos interesa eliminar la pobreza dijo el presidente”, cuenta el fundador.

Albino relata que ha “visto chicos durmiendo en pozos, tapados con perros porque no tienen ropa, ni cama, que se alimentan con lo que es de esa época, y cuando no hay nada en la época, no comen y ¿qué pasa si no comen?, tienen parasitosis y ¿si tienen parasitosis?, tienen anemias y ¿si tienen anemias?, no entienden nada en la escuela, o sea que van a perder el tiempo y ¿qué pasa, echamos a la maestra?, no tiene nada que ver la maestra, absolutamente nada que ver. ¿Qué culpa tiene la maestra o el plan educativo?, el chico no aprende porque no tiene cerebro, ese cerebro se forma en los primeros 1000 días, los 270 días embarazo más los 365 días de los dos primeros años de vida.

Consultado por cómo ayudar a una organización como esta, Albino dice que “cooperando, como sea, no es necesario tener plata, vení a contar cuentos, crea un coro, es muy lindo tener un socio de 1 millón de pesos, pero es mejor tener 1 millón de socios de un peso porque, si se te caen 10 socios no pasa nada, en cambio sí se te cae el del millón, se te cae el sistema”. Y agrega, “cuando junten alimentos, no pidan alimentos no perecederos, pidan concretamente, pidan leche en polvo o pañales, porque si pedís alimentos no perecederos, todos te llevan polenta y llenamos de polenta a los chicos y es lo único que comen”. El médico dice que “el hambre es un síntoma, del que vamos a salir cuando se entienda que es un problema de todos y lo solucionemos entre todos, los gobiernos, el empresariado, las escuelas, las universidades, las iglesias y la comunidad toda trabajamos entre todos, como hermanos que somos. Siempre nos quejamos del gobierno y ¿nosotros?, ¿no vivimos acá? Yo soy argentino’’, enfatiza.

Para culminar, Albino explica que “el objetivo máximo de Conin es cerrar la puerta del centro, cerrar la puerta y que esto sea una biblioteca pública”.

Contenido Relacionado