Policiales

15 de Marzo de 2018 - Nota vista 1559 veces

Suspenden a una policía por sacarse una foto hot con el uniforme y su arma

La atrevida foto con el uniforme puesto que se tomó y apareció en las redes sociales podría costarle muy cara a una oficial de la Bonaerense.

El primer indicio negativo, que ya impacta en su bolsillo, lo recibió María Florencia Salinas la semana pasada en la comisaría 6ª de Bahía Blanca.

Los superiores le pidieron allí su arma reglamentaria y la placa, al tiempo que le informaron que no debía presentarse a trabajar durante dos meses a la seccional del populoso barrio de Villa Rosas. “Falta administrativa grave” es la explicación burocrática que figura en la constancia que le entregaron.

La foto por la que fue sancionada Salinas trascendió a fines de febrero. En ella aparece con su chaqueta de oficial abierta a la altura del pecho y con una blusa negra levantada, mostrándose en ropa interior.

La foto, tomada por la misma oficial con su celular frente a un espejo, se viralizó y llevó a Dirección de Asuntos Internos a separarla preventivamente de la Fuerza, hasta tanto concluya el sumario abierto. Durante 60 días perderá su estado policial y cobrará la mitad de su sueldo.

Consultada en febrero por una radio local, Salinas dijo que se tomó la foto hace unos dos años, para mostrarle un piercing en el ombligo a su ex pareja.

“Era enfermo de celos y le mandaba fotos de prácticamente todo lo que hacía. Le estaba mostrando el aro de la panza porque él me pedía cómo había quedado el piercing en el ombligo. No fue nada sensual” argumentó Salinas, en una entrevista en la que dijo ser víctima de una maniobra para perjudicarla.

Según la explicación de la policía, la imagen por la que fue sancionada y otras en las que se la veía en ropa interior fueron publicadas por un perfil trucho armado para difamarla. Además, negó dedicarse a la venta de lencería erótica, como había trascendido. “Posé para una amiga con la que ayudamos a un merendero. Es ella la que se dedica a comercializarla”, contó.

Una fuente consultada, remarcó que lo que agrava su situación es que en una de esas imágenes la oficial se haya retratado con el uniforme, portado el arma y una radio, todos elementos que la identifican como policía.

En los próximos días, la agente deberá hacer su descargo ante Asuntos Internos, donde aún no está fijada la fecha de su declaración. “Les pediré que también investiguen a quien violó mi intimidad al subir las fotos sin mi autorización. No tienen por qué darlas a conocer si son de índole privado”, se quejó Salinas. Y agregó que la imagen de la polémica se la tomó fuera del horario de trabajo.


Contenido Relacionado