Gastronomía

14 de Marzo de 2018 - Nota vista 5405 veces

Pícnik y viandas

Picnik, es una palabra anglosajona que significa llevar la "merienda para comer en el campo". En otras latitudes el picnik es un paseo muy deseado e inusual, ya que está vinculado con los días de sol.

Talvez nos parezca extraño en nuestras latitudes, donde abundan los días luminosos. En otros países, por ejemplo del norte europeo, los días de sol, sin lluvias ni lloviznas son realmente escasos. Y cuando ocurren estas jornadas radiantes, automáticamente hay licencia en los trabajos y en las escuelas. Los habitantes salen de picnik a los jardines, a disfrutar el aire, el sol, la comida en el campo y los deportes al aire libre.


Otilia Kusmin es Lic. en Relaciones 

Industriales de la Uade y cocinera de vocación formada en Europa y EEUU. 

Está especializada en capacitación de personal gastronómico en Hoteles   y Restaurantes.


En Buenos Aires hay mucho sol, pero pocos lugares adecuados para hacer picnik, reservado casi exclusivamente al ámbito de los clubes. Estamos realmente lejos de los lindos parajes que ofrece nuestro país, en sus zonas serranas, entre hermosos ríos y lagos.

Sin embargo es usual preparar viandas para la escuela y para el trabajo. Aquí van entonces, algunas ideas, más allá de opciones más conocidas, para disfrutar viandas creativas para estas ocasiones.

WRAP VARIADOS

Los wrap, son especie de tortillas mejicanas de trigo, panes super finitos y flexibles que se pueden hacer caseros como nos referimos en el siguiente párrafo. Se puede comprar también, pero no son tan ricos. Esta es una opcion más sana y simple.

Colocar en procesadora 400 g de harina de trigo 0000 y agua caliente de la pava, exactamente 200 c.c.. un poco de sal y listo, amasar con las cuchillas hasta formar un bollo, dejar descansar 30 minutos, estirar de 2 mm y cortar círculos de 22 cm (marcar con un plato) y cortar. Cocinar en sartén seco vuelta y vuelta, e ir tapándolos superpuestos con un repasador, mientras se hacen un total de aproximadamente 12 tortillas. Se tapan para que guarden humedad y flexibilidad.

Rellenos fríos

Con base de queso blanco mezclado con mayonesa y condimentos, untarlos bien y colocar hojas verdes bien limpias, por ejemplo hojas tiernas de espinaca, rúcula, berro según gusto, rodajas finas de tomate, quesos, fiambres, atún y/o huevo cocido o a la plancha y enrrollar en papel manteca y cortar al bies en dos. Guardar en recipiente hermético. El papel facilita el manipuleo mientras se disfruta. Obviamente que se pueden sofisticar, con el agregado de palta, salmón ahumado, mozzarellas blancas, queso brie y otras frutas como mango, ananá, etc.

Rellenos calientes

Todo lo que lleva una pizza le viene bien: queso, tomate, anchoas, fiambres, vegetales como cebolla, morrones, tomates confitados y todo lo que se les ocurra, arrollar bien envolver en papel metálico y llevar al horno fuerte 10 minutos, cortar al bies y servir. Se puede calentar en microondas apenas para no perder lo crocante del horneado y acompañar con unas buenas papas fritas de paquete u horneadas en la casa que se podrán calentar de la misma manera.

ENSALADA DE PASTAS o LEGUMBRES

Es una opción muy adecuada para viandas o pícnic, entendiendo dentro del rubro pastas también otros hidratos como legumbres (porotos, lentejas, etc.), estas últimas pueden ser envasadas, bien lavadas con agua caliente en un colador para limpiarlas muy bien. Para la de pastas la más adecuada es la pasta corta, me encantan los tirabuzones, celentani o coditos. Cocinados bien a punto y enfriados. Se completa con cubitos variados vegetales: morrones, arvejas, zanahoria, quesos, jamón etc. Condimentar con oliva, jugo de limón, sal y pimienta. La ensalada de Pastas se puede comer tanto fría como caliente en invierno, solo bastará con calentarla unos minutos en microondas. Otra opción de hidratos bien rápida y nutritiva es el Cous Cous precocido o el tripo Burgol hidratado y cocinado 10 minutos.

Solo un ejemplo, esta ensalada deliciosa que llamo

ENSALADA MARROQUÍ (para 6 porciones)

Hidratar 250 g de Cous Cous en 250c.c. de caldo caliente, aguardar alrededor de 30 minutos para que absorba todo el líquido. Agrega 100 g de pepinos frescos, pelados y cortados pequeños, 50 g de pepinos agridulces, 50 g de almendras tostadas y picadas, 50 g de cebolla de verdeo picada, 50 g de cebolla roja picada, 30 g de perejil picado, 50 g de aceitunas negras picadas, 1 morrón rojo asado, despepitado y cortado en cuadritos, 50 g de tomate cherri, cortados al medio, 100 g de aceite de oliva virgen, jugo de 1 limón, sal, pimienta y pimentón ahumado a gusto.

Ñoquis a la romana (vianda nutritiva, para acompañar con ensalada, aún fría es deliciosa)

Llevar a hervor 750 c.c. de leche entera, 50 g de manteca, sal y pimienta, tirar en forma de lluvia 200 g de sémola gruesa precocida. Revolver hasta que se separe de la olla, en este momento agregar 2 huevos y 50 g de queso parmesano. Mezclar bien. Tirar en mármol aceitado, repartir con una espátula dejando 2, 1.2 cm de espesor, cuando se enfría cortar discos de 5 cm de diámetro. Ya están listos para rociar con 200 c.c de crema y más queso rallado. Gratinar, calentar bien y envasar. Si no se calientan se pueden comer fríos como bocados.

Acompañar todas estas opciones con bebidas frías y calientes, incluyendo sopas, según gusto, ocasión y época del año.

Buen apetito

Otilia Kusmin


  • TEMAS DE LA NOTA:

Contenido Relacionado