Gastronomía

Nutrición - 9 de Marzo de 2018 - Nota vista 5433 veces

El veganismo avanza en la alimentación de los atletas de alto rendimiento

Famosos deportistas viven con una dieta que excluye por completo los productos animales.

Es difícil comprender, para algunos, que un deportista de alto rendimiento pueda desempeñarse de manera óptima sin incluir proteínas derivadas de la carne en su dieta cotidiana. Y más complicado aún, entender cómo pueden hacerlo con una alimentación vegana.

¿Qué es el veganismo? Es una dieta que excluye por completo los productos provenientes de animales, como por ejemplo: leche, huevo, queso y -por supuesto- cualquier tipo de carne. Los recursos para reemplazar los nutrientes esenciales generan un debate interminable.

Pero, casi a escondidas, son varios los atletas que se pasean por los pasillos del alto rendimiento potenciados a base de plantas. Uno de ellos es el volante de Boca, Sebastián Pérez, quién confesó adoptar este tipo de alimentación y reavivó el debate.

"Si no juego bien, no es por mi alimentación. Si me lesionaba siendo vegano decían que era por eso, pero en mis exámenes salió todo perfecto. Dicen que comes sólo lechuga y tomate y no es así. Lo hago a conciencia y con profesionales", se defendió el colombiano.

Y lejos está de ser el único caso en el fútbol. Jermain Defoe, actual jugador del Bournemouth de la Premier League y ex integrante de la selección de Inglaterra, no sólo confesó ser vegano sino que también afirmó que le aportó "más energía" a su actividad profesional.

"Cuando comencé (a no comer carne), no estaba teniendo ninguna molestia. Pero enseguida noté una mejoría en mi piel. La temporada pasada jugué todos los partidos y no tuve ninguna lesión muscular. Creo que fui el único del equipo y eso que soy de los más viejos", le contó al diario inglés Daily Mail.

Otro personaje que también avala la confesión de Defoe es David Carter, quien optó por el veganismo en un deporte de extremo contacto como es el fútbol americano. Durante su estadía en la NFL, sufrió varias lesiones (tendinitis) y también alta presión arterial, como consecuencia de sus más de 130 kilos de peso.

Decidió dejar atrás su dieta basada en alimentos con "altos niveles de grasa y colesterol" y también los analgésicos. "Mi comida es mi medicina ahora", declaró a la página oficial de la NFL. Aunque reconoce que "puede ser que no funcione para todos por igual".

Si se traslada el veganismo a otro deporte, se pueden encontrar más casos aún. El ultramaratonista estadounidense Scott Jurek, considerado como uno de los mejores de todos los tiempos y autor del libro "Eat, Run" (Comer, Correr), también tiene una alimentación ciento por ciento a base de plantas.

Y adjudica a la nutrición como uno de los pilares esenciales de su exitosa y extensa carrera como corredor. Fue ganador de competencias emblemáticas como Spartathlon (153 millas), Hardrock (100) y Badwater (135).

Las hermanas Williams también podrían considerarse parte de este estilo de vida. Aunque tanto Venus como Serena, ambas tenistas históricas del circuito profesional, confiesan tener "permitidos ocasionales", sobre todo en épocas fuera de competencia, según confiaron al diario inglés Telegraph.

"Comencé por razones de salud. Fui diagnosticada con una enfermedad autoinmune y quería mantener mi desempeño en las canchas. Ni bien empecé, me enamoré del concepto de tratar tu cuerpo de la mejor manera posible", declaró Venus (la mayor de las Williams) al sitio Health.com ​en enero de 2017.

Y agregó: "No sólo me ayuda en el tenis, sino que también siento que estoy haciendo lo mejor para mi. Estuve al borde de no jugar al tenis nunca más, literalmente. Así que me cambió la vida por completo, porque sino, hubiese perdido algo que amo".

Claves de la dieta vegana

​Para comprender mejor los detalles del veganismo y como los deportistas de alto rendimiento pueden reemplazar nutrientes esenciales que aportan productos provenientes de animales, Clarín se contactó con la licenciada en nutrición María Silvia Giles (egresada de la UBA).

"Siempre se creyó que los deportistas de alto rendimiento debían tener un plan de alimentación con proteínas de alta calidad. Pero si uno se asegura que consumen una alimentación completa, con legumbres, frutos secos y semillas, combinados de una manera adecuada y con un asesoramiento nutricional, no habría ningún inconveniente en que un deportista sea vegano", detalla Giles.

Sin embargo, uno de los ejes principales no es sólo la cantidad de proteínas consumidas sino la calidad biológica de las mismas, ya que poseen aminoácidos esenciales que el cuerpo no puede fabricar por sí mismo y son fundamentales.

"Por lo tanto, se deberían combinar diferentes alimentos entre sí para lograr una proteína de la misma calidad de la que aporta la carne. Los alimentos que más proteínas tienen y se deben combinar son los cereales, las legumbres, el tofu, frutos secos y semillas", agregó la licenciada.

Igualmente, el hierro y la vitamina B12 no quedan cubiertos con este tipo de alimentos, por lo cual se recomienda el suministro de suplementos adicionales. Y es un problema que se suma a la carencia de calcio.

"La recomendación de calcio de un individuo es de 800 a 1200 miligramos por día. Generalmente es difícil cubrirlo sin lácteos, pero hay muchas alternativas: leche de almendras o de soja, yogures y brocoli, entre otros", amplió.

¿Afecta el rendimiento?

"Si hay un equilibrio entre los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas, y hay un buen aporte de calorías, no tendría que afectar negativamente en el rendimiento deportivo. En realidad, seguir una dieta vegana trae beneficios", respondió la profesional de la medicina.

Y cerró Giles: "Es una dieta baja en grasas saturadas que son las grasas que provienen de alimentos de origen animal. Hay menor ingesta de colesterol y mayor cantidad de fibras provenientes -principalmente- de los cereales, lo cual disminuye la aparición de cáncer de próstata y también de colon". (Clarín)

Contenido Relacionado