Deportes

8 de Marzo de 2018 - Nota vista 329 veces

Rally México 2018: Una prueba de altura

Tras un espectacular Rally de Suecia que aupó a Thierry Neuville hasta la primera posición de la clasificación de pilotos, el Campeonato del Mundo de Rallies pone rumbo a México para la primera prueba de tierra de la temporada.

 Sin duda, se trata de una de las citas con más trampas del año, donde en ediciones anteriores hemos visto a Ott Tänak dándose un 'chapuzón', a Sébastien Ogier esquivando magistralmente animales por el camino o, el año pasado, a Kris Meeke protagonizando una famosa salida de pista en el Power Stage, antes de conseguir la victoria.

 Uno de los factores principales a tener en cuenta será la fiabilidad. Con alturas superiores a los 2000 metros sobre el nivel del mar y temperaturas que sobrepasan los 30 grados, los motores sufren en demasía, por lo que las roturas en suelo mexicano suelen estar a la orden del día.

 Así, el Rally de México, cuyo parque de asistencia está situado en León, consta de 22 tramos repartidos en cuatro días de competición, entre los que sumarán una distancia total de 1055,88 kilómetros, de los cuales 344,49 kilómetros serán cronometrados.

 La acción comenzará el jueves por la noche con una espectacular súper especial callejera en Guanajuato, mientras que la primera etapa completa tendrá lugar el viernes, con nueve tramos divididos en dos bucles, cuya mayor atracción pasa por el mítico tramo de El Chocolate, esta vez recortado hasta los 31,44 kilómetros.

 La jornada del sábado, también constituida por nueve tramos, pondrá a prueba tanto a pilotos como a mecánicas con 140,35 kilómetros cronometrados, entre los que destacan el de Guanajuatito, Otates y El Brinco, con su archiconocido salto.

 Para la etapa final, los organizadores han reservado sólo tres tramos que terminarán por decidir las aspiraciones de cada uno, con la segunda pasada por Las Minas otorgando puntos extra a los cinco mejores clasificados, gracias a su condición de Power Stage.

 Será una prueba marcada por la vuelta del piloto más laureado de la historia del WRC, Sébastien Loeb. Tras su andadura por el Dakar en enero, el alsaciano compaginará su participación en RallyCross con un programa de tres eventos en el WRC con Citroën. Además, Dani Sordo también estará a los mandos del Hyundai i20 Coupé WRC, tras su ausencia en Suecia.

 Entre los candidatos a la victoria nunca pueden faltar los grandes favoritos, como Thierry Neuville o Sébastien Ogier. No obstante, Kris Meeke querrá repetir la victoria del año pasado, sin descartar a dos pilotos experimentados como Sébastien Loeb o Dani Sordo.