Interés General

8 de Marzo de 2018 - Nota vista 1003 veces

La historia de Lorena

Mariana Lorena Schulz, hace 20 años trabaja de remisera y seguro la has cruzado en alguna oportunidad.

“Es difícil intentar estar en varios lugares a la vez, laburo 12 horas diarias, pero también soy madre”, dice Mariana. Ella está muy conforme con su trabajo, le gusta y asegura haber pasado buenos y malos momentos, como sucede en cualquier ambiente laboral.

Aunque es un pensamiento retrogrado, aun en el 2018 hay gente que dice frases como: “anda a lavar los platos”, “mujer tenías que ser”, cuando ven que se comete un error de manejo y es conductora. Opina que, “solo la calle te forma para dar buenos resultados, no importa el sexo, de hecho la gente me ha felicitado por conducir mejor que algunos colegas. Cuando voy a los barrios -ya conozco hace mucho- hay lugares más peligrosos que otros, de los años que llevo de remisera, tuve una sola vez la mala suerte de sufrir un asalto donde me llevaron toda la recaudación”, agrega, “por una semana no me subí al auto -por bronca- porque es horrible que te lleven todo lo que trabajaste, en ese aspecto nosotros tenemos que andar siempre con cuidado”.

Lorena mantiene a su familia con este trabajo y lo hizo así toda la vida.

Evidentemente sacrificios como este se merecen reconocimiento especial y un muy feliz día de la mujer.