Deportes

5 de Marzo de 2018 - Nota vista 234 veces

El mago Ginóbili: el increíble movimiento con el que Manu dejó en ridículo a un rival

"Manu" volvió a tener otra noche destacada aunque no pudo evitar la caída de los San Antonio Spurs ante los Lakers.

  Que tenga 40 años no parece ser un impedimento para que Emanuel Ginóbili se cargue a sus hombros el destino de los San Antonio Spurs en la peleada temporada que se desarrolla en el lado oeste de la NBA. Su equipo cayó contra Los Ángeles Lakers 116-112 en un encuentro ajustado y Manu volvió a dar la cara.

 El argentino anotó 12 puntos en 23 minutos en cancha, capturó 4 rebotes y dio 6 asistencias. Fue el cuarto máximo anotador de su equipo detrás de Pau Gasol (19), Rudy Gay (15) y Patty Mils (14).

 Más allá de sus estadísticas, dejó algunas de sus clásicas perlitas para la historia. Con el enfrentamiento recién comenzado y los Spurs dominando por amplio margen el marcador, Manu sacó a pasear al novato croata Ivica Zubac.

 El argentino tomó la pelota, dio algunos pasos para atrás para observar mejor el panorama y encaró al gigante de 20 años. Amagó a salir por la izquierda y preparó su tiro; Zubac salió desesperado a taparlo y Ginóbili ensayó una finta.

 Ya con el pivote de 2,16 metros en su espalda, el argentino aseguró el tiro ante la presión de Julius Randle y sacó de la galera un pase mágico rumbo al aro para la perfecta finalización de su lanzamiento.

Manu, que también se destacó con una asistencia de caño para Gasol, levantó a todo el estadio con una de sus clásicas perforaciones que padecieron dos contrincantes.

"Todavía haciendo estas jugadas a los 40", titularon los Spurs a ese movimiento en sus redes sociales acompañando con el nuevo apodo que ostenta desde hace un tiempo Manu –Grandpa juice–.

 Finalmente, los Lakers se apropiaron de un duelo parejo gracias a la intervención sobre el final de su promisoria estrella Lonzo Ball, que metió un triple con el reloj ya corriendo sobre los segundos.

 La realidad indica que San Antonio deberá batallar en su conferencia para conseguir una buena ubicación teniendo en cuenta la escueta diferencia que existen entre el 8° (Denver con 35 victorias) y el 3° (Portland con 37 triunfos). En ese contexto, la franquicia de Texas está ubicada en la 6ª colocación con un récord de 36 ganados y 27 perdidos.