Política

5 de Marzo de 2018 - Nota vista 518 veces

CAFESG entregó el proyecto para el rescate y puesta en valor del histórico Campamento del Calá

El coordinador del Directorio de la Comisión Administradora para el Fondo Especial de Salto Grande, Roberto Acuña, hizo entrega el pasado viernes a representantes de la Asociación Amigos del Calá, del proyecto para el “Rescate, puesta en valor y conservación del polvorín y el uso público del entorno del Campamento del Calá” que fuera elaborado por personal técnico del mencionado organismo provincial.

La entrega se realizó en las instalaciones de CAFESG con la presencia de Gastón Buet, Luis Félix Quiroz y Sergio Barbiero, presidente, vicepresidente y miembro respectivamente de la Asociación Amigos del Calá.

Luego del encuentro Acuña destacó que “este proyecto que acabamos de entregar es resultado de la continuidad que viene teniendo CAFESG, tanto desde su área de Desarrollo Regional como técnica, casi desde la gestación de la idea por parte de vecinos de Rocamora de poner en valor el Campamento del Calá”.

Efectivamente este proyecto recibió un rápido respaldo por parte de la Comisión Administradora para el Fondo Especial de Salto Grande (CAFESG), a través de su Área de Desarrollo Regional, que –entre otros objetivos– tiene por finalidad promocionar y consolidar la actividad turística en pequeñas comunas y municipios de la Región de Salto Grande, a través de su Programa de Fortalecimiento del Turismo en los Gobiernos Locales. El equipo técnico de profesionales en turismo de CAFESG abocado al Programa, acompañó y estimuló esta propuesta de rescate, puesta en valor, conservación y uso público de las ruinas y el entorno del Campamento del Calá, que está rodeado por una espesa y única vegetación.

El coordinador del Directorio de CAFESG, Roberto Acuña, fue enfático al aclarar que “este proyecto tiene un presupuesto oficial de más de dos millones de pesos, pero que quede claro que no lo haremos desde nuestro organismo, sino que serán los miembros de la Asociación Amigos del Calá quienes deban gestionar y conseguir la financiación para la realización del mismo” finalizó. En tanto Gastón Buet, presidente de la asociación que nuclea la iniciativa, señaló luego de la reunión que “este es un proyecto que veníamos trabajando con CAFESG hace más de un año, y felizmente hoy lo recibimos, ahora deberemos conseguir los fondos para hacerlo realidad, pero sin dudas este es un gran paso hacia nuestro objetivo que es preservar la historia”.

El profesor, miembro fundador de la Asociación de Amigos del Campamento del Calá y principal impulsor de esta recuperación histórica manifestó que “la idea del sitio histórico a futuro tiene varias aristas, por un lado recuperar la historia de la entrerrianía remarcando la importancia de Urquiza en ella, por otro lado y por su cercanía al Palacio San José, incluirlo en un circuito histórico de lo que fue mediados del siglo diecinueve en la historia entrerriana y nacional y finalmente con un fin social apuntar a que la gente del lugar recupere identidad”.

 Importancia histórica

El establecimiento se encuentra ubicado en la ciudad de Rocamora, en el departamento de Concepción del Uruguay, actualmente funciona como lugar turístico denominado Ruinas del polvorín. Su importancia histórica reside en que en 1818 el General Francisco Ramírez reunió en Calá su primer ejército y luego acampó el General Urquiza con el “Ejército de Operaciones en campaña contra los salvajes unitarios”. Ahí estuvo su campamento permanente, donde reunió a las caballerías entrerrianas que combatieron en la batalla de Caseros. Allí también confluyeron los soldados que debieron participar en la guerra contra el Paraguay.

Urquiza hizo construir varias piezas y galpones de techo pajizo destinados a habitaciones y oficinas militares, hospital, herrería, residencia de jefes y capellán, jabonería, barracas y pulperías.

Es importante destacar que el Campamento del Calá es uno de los doce monumentos y lugares que se encuentran identificados por la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos, en este caso por el Decreto Nº 2840 de fecha 1 de octubre de 1983.