Cultura

MITAD DE SEMANA - 28 de Febrero de 2018 - Nota vista 1507 veces

Mendoza: "Quiero brindar las herramientas que no tuve"

Daniel Eduardo Mendoza es un artista concordiense reconocido en el mundo de las historietas, quien actualmente está realizando trabajos locales, nacionales e internacionales.

El Heraldo se reunió con el dibujante quien cuenta que "comenzó muy de chico, copiando lo que venga, en nuestra época no se consumía tanta televisión y sí muchas revistas, por ejemplo Nippur de Lagash, D'Artagnan, El Tony, entre otras.  

"Tuve la suerte de que mi viejo consumiera esas revistas y eso para mí era mágico y empecé a copiar hasta que llegó un momento de que dejé de copiar y empecé a inventar mis propios personajes, siempre en el rubro de las historietas y la ilustración", agrega.

Consultado sobre estudios en la materia, Mendoza recuerda que "al principio hice algunos cursos de caricatura humorística por correspondencia, pero tuve un trauma en la escuela secundaria porque me invadieron mis compañeros en querer que les haga a todos una caricatura, entonces es como que agarré una fobia y nunca más".

Solano López con El Eternauta, Alberto y Enrique Breccia y algunos más fueron los "maestros" para él, según cuenta el artista local, "esto es lo que quiero hacer", era lo que pensaba en ese momento.

"La llegada de Akira, Los Caballeros del Zodiaco, hicieron que pasara por mi época de animé, si me pedís ahora lo hago con todo gusto, pero por cuestiones laborales estoy en otro rubro", relata.

Mendoza fue a profesionalizarse a Buenos Aires luego del año 2000, cuando terminó la secundaria porque, según él mismo cuenta "en la ciudad no tenía la posibilidad y tuvo que irse". Ahí, ingresó a la Escuela de Dibujo de Carlos Garaycochea donde tuvo como profesor a Oswal, creador del superhéroe argentino Sónoman.

 "El perfeccionamiento me dio vuelta la cabeza", enfatiza el dibujante y agrega que "fui con la idea de los Superman, Linterna Verde, pero me llevaron a los policiales, misterio y empecé a conocer otras cosas".

El dibujante llevó una propuesta a la Subsecretaría de Cultura de la ciudad y en 2017 realizó un taller de historietas donde se encontró con muchos talentos locales a los que les da la posibilidad de que "exploten todo lo que tienen adentro. Esto es algo que me había propuesto hace mucho tiempo, posibilidad que yo no tuve y era como una cuenta pendiente de que ellos tengan las herramientas que yo no tuve en su momento y por eso tuve que irme a Buenos Aires", describe el concordiense.

 A mediados de marzo, principios de abril, comienza el segundo ciclo del taller de historietas, actualmente hay una preinscripción por su perfil personal de Facebook "Daniel Eduardo Mendoza" donde hay que enviar un mensaje privado. "El taller se realiza en tres turnos, los sábados, donde ya tenemos más de 30", informa el artista local.

Mendoza recuerda sus comienzos, una vez perfeccionado su estilo, algo que le "llevó unos dos años", su publicación en este medio, "de la mano del señor Liebermann" donde publicó "El Controlador, algo que sucedía acá en Concordia, con todos sus paisajes".

Otro de los recientes trabajos del artista son los libros de Dulcina, creado por la concordiense Analía San Miguel "quien ya está terminando el tercer libro", adelanta. El dibujante también tiene trabajos con editoriales de todo el país, y en el exterior.

Para finalizar, Mendoza nos cuenta orgulloso que le tocó ser uno de los cinco dibujantes en participar del homenaje a El Cabo Sabino, una serie de historietas creada por Carlos Casalla en 1954 y de El Eternauta, publicada entre 1957 y 19589 en el "50-30, 50 años de la primera publicación y 30 años de la desaparición de su creador Héctor Germán Oesterheld, a manos de la dictadura".