Agro

22 de Febrero de 2018 - Nota vista 1076 veces

La FeCiER se reunió en el SENASA central

La Federación del Citrus de Entre Ríos se reunió con el presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), Ingeniero Ricardo Luís Negri, quien estuvo acompañado por el Director Nacional de Protección Vegetal, Ingeniero Diego Quiroga y el Director Nacional de Vigilancia y Monitoreo, Ingeniero Pablo Cortese; donde se informó de todas las acciones llevadas a cabo, desde la aparición de insectos vectores infectados con HLB.

También participaron de la reunión el Vicepresidente de la FeCiER, Ariel Marcelo Panozzo Galmarello y el gerente de la entidad, contador Alberto Grigolatto.

En este informe, el SENASA resaltó que “el viernes 9 de febrero, se ha finalizado con la primera etapa de monitoreo en la zona crítica y se contabilizaron más de 1100 sitios visitados, en los cuales se tomaron más de 600 muestras del insecto vector, y algunas pocas muestras de material vegetal sospechoso. Hasta el momento se han recibido algunos resultados de laboratorio de esas muestras que dan negativos a la presencia de la bacteria en la zona, pero falta aún una gran parte de ellos que se conocerán en los próximos días”.

“Cabe destacar que en esta zona ya se hicieron pulverizaciones por parte de los productores para disminuir la presencia de la chicharrita. Estos trabajos se realizaron según lo consensuado el 10 de enero en la reunión organizada por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Círculo de Profesionales de la Agronomía del Departamento Federación (CIPAF) y la Asociación de Citricultores de Villa del Rosario”, agregan desde la entidad. El presidente de la FeCiER, Ariel Fernando Borgo declaró que “al sur de esta zona se siguen con los monitoreos intensivos habituales. Además, se les ha requerido a todos los productores que acompañen a los monitoreadores en las tareas en sus chacras para aprovechar esos trabajos como fuente de capacitación, en lo que se refiere a la visualización de síntomas o el cotejo de presencia de Diaphorina y su captura. Debemos decir, que varios se han sumado y aprovechado este espacio de entrenamiento. Instamos que lo sigan haciendo, porque en definitiva, los trabajos de SENASA trataremos se mantengan, pero el monitoreo de nuestras quintas los debemos hacer los productores”.

“Con respecto al mismo tema, planteamos la necesidad de avanzar con la cría de insectos benéficos, informando a Negri, respecto a un proyecto de nuestra entidad para llevarlo adelante”, agregó Borgo.

“Con respecto a la cura de la mosca de los frutos, tampoco estuvo ausente, ya que es algo que preocupa y mucho a los productores, pero por cuestiones operativas y de medio ambiente, a la fecha no se han realizado fumigaciones, por lo que se seguirá analizando la mejor manera para su realización. Acordamos celebrar nuevas reuniones y definir líneas de acción inmediatas, en nuestra zona, a la brevedad”, finalizó el dirigente.