Carnaval

Matías Soto: - 22 de Febrero de 2018 - Nota vista 4962 veces

Lo sucedido luego del cierre del carnaval, sirvió para manchar el esfuerzo

Queda en evidencia que Concordia apostó al crecimiento de este evento.

Esta fiesta de todos los veranos es la que genera fuentes de trabajo en mucho niveles, se ve movimiento turístico en la ciudad e innegablemente el nivel del show artísticamente mejora a pasos agigantados.

Pudiendo afirmar que los artistas pertenecientes a diferentes comparsas trabajan dentro y fuera del país en lo que mejor saben hacer: baile, música, batucada (como es el caso particular de la batucada de la Comparsa Ráfaga).

Este fenómeno genera prestigio no solo para el artista particular sino también para el evento “Carnaval”, por esto se considera relevante que la rueda siga girando, ya que es un beneficio conjunto. 


Para hablar del tema El Heraldo entrevistó en exclusiva a Matías Soto (presidente del Ente de Carnaval), quien nos da su punto de vista en relación a la temporada 2018 del Carnaval de Concordia.

“Estamos convencidos que ha sido un éxito, lo podemos argumentar hablando de números de espectadores. Logramos récord en todas las noches y en números finales superamos los 50.000 espectadores”. Las comparsas se presentan en seis noches donde cada una desfila para ser evaluada y brindar el show completo al público. Aunque en eso hay toda una estructura estable, en este caso el Ente de Carnaval, que se encarga de llevar adelante consensos, pautas en lineamientos concretos que tengan que ver con el mismo, además de toda la organización. “Nosotros hemos logrado importantes consensos con los directivos de las comparsas, se han realizado mejoras en el predio, en una época donde la plata no sobra (porque es la realidad del país y la nuestra), también las mejoras permitieron celebrar las noches de desfile más allá de si el tiempo estaba feo o no”.

Turistas

Según el presidente del Ente, las comparsas han presentado un carnaval de excelencia. En el feriado de carnaval, se ocupó 100% de la disponibilidad hotelera, en consideración fue todo un éxito, como espectáculo. Además de haber brindado un buen show, también se estuvo a la altura en cuestión de seguridad, proporcionando la misma a todos los que noche a noche iban en familia o con amigos a disfrutar de la fiesta. “Algo que no quiero dejar de remarcar es la seguridad que hubo en el predio y que no se generaron inconvenientes sobre este tema”, nos dice Matías. El Heraldo tuvo que consultar sobre los acontecimientos ocurridos en el escrutinio (a la hora de contar los votos). Tema en el que Matías mostró disposición al exponer su opinión.

“Existe un reglamento de competencia que abarcan a las cuatro comparsas que participan en esta. Se convoca a jurados de diferentes partes, en total son 30 (5 por noche) y tienen la posibilidad de puntualizar de 4 a 5”. Contamos a los lectores que en la tercera noche uno de los jurados de batería puso una puntuación baja, (la mínima) a la batería nota 1000 (Ráfaga) que es la tricampeona nacional. Este fue el gen que terminó en violencia el día que se realizaba el escrutinio.

Comenta Soto “Una batería de primer nivel, nadie lo puede negar, muy buenos músicos”, continúa “eso ocasionó un enojo en los directivos e integrantes de la comparsa Ráfaga, el ambiente que se generó no era acorde al escrutinio, en disconformidad se convocó la gente fuera del Centro de Convenciones y decidimos, junto con los directivos de comparsas, pasar a un cuarto intermedio para que la situación no pase a mayores”. Con la disconformidad de muchos y habiéndose retirado todo los fiscales del recinto (menos los de comparsa Imperio) se terminó lo pautado y se entregaron los resultados oficiales. “Imperio comparsa campeona”.

“Con respecto al jurado no sería yo el que debiera opinar. Lo que sí puedo decir es que estableció una nota dentro del reglamento (queda en evidencia que la mayoría no estuvo de acuerdo) pero el jurado ha venido a hacer su trabajo y nosotros no podemos eliminar ni pasar por encima a esa persona”. Agrega Matías, “siempre lo destaco y la batería nota mil es una batería reconocida nacional e internacionalmente, evidentemente al jurado algo no le gustó, esta semana se entregará las argumentaciones a cada comparsa”.

Con respecto al reglamento se deja pasar tres o cuatro años, según nos cuenta, para que se pueda volver a convocar a la misma persona, aunque ante lo vivido no sería muy conveniente, según la opinión de varios carnavaleros.

Pensando en seguir mejorando

“Por supuesto que plantearemos y trabajaremos para hacer una comisión con un representante de cada comparsa y revisar el estatuto tratándolo punto por punto, sobre todo este tema en particular que es lo que más genera suspicacia y al final te termina complicando un carnaval que fue totalmente exitoso”, Matías ante la pregunta no dejó las puestas cerradas para una mejora del estatuto ante una comisión y amplió: “se puede ver la posibilidad de que la persona que convoque a los jurados sea elegido por los dirigentes del carnaval. Que lo elijan ellos, poner, para dar un ejemplo tres personas y que ellos decidan quién es el más calificado. Para evitar futuras controversias”.