APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

La sangre era suya - 17 de Febrero de 2018 - Nota vista 857 veces

Una prueba de ADN salvó al hermano de Messi de ir a la cárcel

Matías Messi, el segundo hijo de la familia, fue detenido el 1 de diciembre en un confuso accidente por el que fue sometido a una grave cirugía facial.

El hermano del astro del Barcelona, Lionel Messi, se salvó de ir a la cárcel después de que fue sometido a una prueba de ADN, luego de haber sido investigado por un confuso accidente.

Según la prensa argentina, la fiscalía de ese país indicó que el examen de sangre incluyó rastros recabados tanto en la lancha donde ocurrió el accidente, como en objetos personales de Matías Messi. 

También se tomaron en cuenta grabaciones de las cámaras de seguridad en Pueblo Esther, donde ocurrió el hecho, y que en todo momento se vio solo al hermano del futbolista.

¿Qué ocurrió?

El 1 de diciembre de 2017 fue descubierto a Matías, semi inconsciente y ensangrentado dentro de su lancha, y con un arma de fuego. En principio fue trasladado a un centro médico en donde fue sometido a una cirugía por traumatismo facial grave, luego un fiscal lo imputó por el delito de portación de arma de guerra.

Además, le dictaron prisión preventiva que duró poco tiempo, por lo que después de la operación, acudió a una audiencia junto con su padre Jorge Messi, en la que pagó una fianza de dos millones de pesos.

El juez también ordenó a Matías Messi presentarse cada 15 días y le prohibió salir del país. Sin embargo, este viernes las cosas cambiaron a favor del hermano de “la Pulga”, pues la justicia determinó que las muestras de sangre recabadas en 39 sectores de la lancha coinciden con su perfil genético y descartaron las hipótesis de que hubiera otra persona en el momento del accidente. 

Así, las manchas de sangre en la embarcación, pertenecían a él, después de haberse estrellado con un banco de arena del lugar.

Contenido Relacionado