Espectáculos

17 de Febrero de 2018 - Nota vista 1815 veces

¿Los guionistas de la serie La Casa de Papel «plagiaron» el robo del Siglo al Banco Río?

Desde el escape subterráneo hasta la camioneta robada, la exitosa serie española toma «prestado» varios elementos del histórico robo.

La Casa de Papel es la serie del momento. La serie furor de Netflix cuenta la historia de un robo millonario en la Casa de la moneda de Madrid, donde un grupo de ocho ladrones y un cerebro, conocido como “El Profesor”, se llevan varios millones de euros en un asalto que se prolonga varios días. Sin embargo, tiene un condimento más que llamativo que la ata con un histórico episodio ocurrido hace 12 años en la Argentina: el Robo del Siglo.

Aquel robo, con secuestro, incluido, mantuvo en vilo a todo el país el 13 de enero de 2006. Cinco hombres ingresaron a la sucursal Acassuso del Banco Río y se llevaron un botín estimado en 25 millones de dólares. Burlaron a los más de 300 policías que rodeaban la manzana y luego, sin más, se marcharon por un desagüe subterráneo en dos gomones, engañando ni más ni menos que al Grupo Halcón y el resto de las fuerzas de seguridad.

Para los autores del histórico robo, La Casa de Papel guarda unas cuantas similitudes con el asalto a la sucursal Acassuso del Banco Río. “No me quejo ni reclamo, es un novelón divino, pero no tiene asidero en la realidad”, analizó el cerebro del robo ocurrido en enero de 2006, Luis Mario Vitette Sellanes.

LAS SIMILITUDES CON EL ROBO DEL SIGLO 

A simple vista, son dos historias completamente distintas: un robo en España y el otro en la Argentina; uno a un banco y el otro a la fábrica de moneda y timbre de Madrid; en uno asaltan con armas de juguete y en otro disparan a mansalva y utilizan explosivos; en Acassuso permanecieron unas horas y huyeron, mientras que en la serie fabrican el propio efectivo durante varios días.

Sin embargo, y acá el punto de esta historia. Hay varios elementos de la serie que le resultaron similares a los integrantes de la banda que robaron 145 cajas de seguridad con 25 millones de dólares. Acá van algunos:

LA CAMIONETA QUE NO DESAPARECIÓ 

El Profesor utiliza un viejo automóvil para reclutar a los ocho ladrones que participarán del robo. Para no dejar huellas, el cerebro ordena hacerlo destruir, pero algo sale mal y el auto queda sin compactar en el cementerio de autos. En el Robo del Siglo ocurrió algo parecido.

Vitette cuenta que le pagaron cien mil dólares a una persona para manejar una camioneta y luego “hacerla desarmar”. “La camioneta no fue desarmada y después fue secuestrada. El encargado de hacerlo no lo hizo. En La Casa de Papel sucedió “casi” lo mismo”, comentó el negociador del robo de 2006.

ESTUDIO Y FOTOS AL LUGAR DEL CRIMEN 

Dos de los ladrones de La Casa de Papel quedaron filmados por cámaras de seguridad mientras hacían inteligencia previa, con fotografías. En el robo al Banco Río, dos integrantes de la banda, Fernando Araujo y Sebastián García Bolster, también quedaron registrados por las cámaras del banco, un dato que se desprende también del libro “Sin armas ni rencores”, del periodista Rodolfo Palacios, que relata la historia del robo del siglo.

EL LUGAR DE LOS REHENES

En La Casa de Papel un grupo de rehenes permanece controlado pero sin estar atados en la planta principal de la casa de la moneda. El resto, como el personal de seguridad y miembros de la Policía, son atados y con mayor control en un sector apartado.

Vitette cuenta a BigBang que tuvieron “varios niveles de seguridad” con algunos rehenes para que, a medida que fueran liberados, no deschavaran el verdadero plan de la banda. “Abajo teníamos a algunos que no iban a salir, otros en un punto medio y un tercer nivel de perejiles que iban a ser largados a medida que pasara el robo”, relata.

UN CEREBRO CRIMINAL, PERO SIN ANTECEDENTES 

El Profesor es el único que no tiene antecedentes en la serie. En el Robo del Siglo, el cerebro de la banda, Fernando Araujo, tampoco tenía antecedentes. Era un hombre de clase alta y planificó el robo mientras pintaba y cultivaba marihuana.

DESPISTAR A LA POLICÍA

En la serie buscan despistar a la Policía con una toma de rehenes que se prolongue varios días, lo que les da tiempo para fabricar sus propios billetes. En el asalto al Banco Río, el plan de los ladrones fue verse rodeado por la Policía, mientras que “lo real” ocurría bajo tierra. Mientras los 300 efectivos policiales observaban atentos, los ladrones escapaban en dos gomones con el dinero de las cajas de seguridad: lo importante no era la toma de rehenes.

DESPISTAR A LA POLICÍA

En la serie buscan despistar a la Policía con una toma de rehenes que se prolongue varios días, lo que les da tiempo para fabricar sus propios billetes. En el asalto al Banco Río, el plan de los ladrones fue verse rodeado por la Policía, mientras que “lo real” ocurría bajo tierra. Mientras los 300 efectivos policiales observaban atentos, los ladrones escapaban en dos gomones con el dinero de las cajas de seguridad: lo importante no era la toma de rehenes.

DESPISTAR A LA POLICÍA

En la serie buscan despistar a la Policía con una toma de rehenes que se prolongue varios días, lo que les da tiempo para fabricar sus propios billetes. En el asalto al Banco Río, el plan de los ladrones fue verse rodeado por la Policía, mientras que “lo real” ocurría bajo tierra. Mientras los 300 efectivos policiales observaban atentos, los ladrones escapaban en dos gomones con el dinero de las cajas de seguridad: lo importante no era la toma de rehenes. (BigBang)