Opinión

17 de Febrero de 2018 - Nota vista 740 veces

AÑO NUEVO CHINO Y FENG SHUI

Son múltiples las culturas que celebran la “nochevieja”, significa la culminación de un ciclo y fundamentalmente el inicio de uno nuevo. La fecha del año nuevo difiere según creencias, mitos o calendarios.

Para la cultura china, el calendario es lunisolar, basado en las energías de la naturaleza, el sol y la luna, y el nuevo año al estar relacionado con el cambio de luna, comienza cada año en distinta fecha. Este 4.716 se inicia el 16 de febrero de 2.018 y termina el 4 de febrero de 2.019. En occidente rige el calendario gregoriano y el 1º de enero comienza cada año.

               ¿Qué relación existe entre año nuevo y Feng Shui?

              La energía del año cambia en la noche del 15 de febrero, y según la astrología china terminará el ciclo del gallo y comenzará el del perro de tierra. De allí, que en el lugar donde nos encontremos podríamos acompañar ese cambio de energía, ya que repercutirá en nuestra persona, familia, hogar, negocios y en el planeta en general. Tratándose el Feng Shui de un arte-ciencia basado en profundos estudios que toman en cuenta la trilogía del hombre-cielo-tierra, esta Fiesta de Primavera se celebra así por el pueblo chino: 1º) La víspera del año nuevo, ordenan sus casas, adornan con manteles nuevos, sobre todo de colores rojos, evitando también en la vestimenta los colores blancos y negros. Se pegan en las puertas las “coplas de primavera”, con rimas alusivas. 2º) La “nochevieja”- chu xi- que es el 15 de febrero gira en torno de conceptos como familia, reunión, fortuna y longevidad; la cena incluye pescados-yu- significa “abundancia”, nabos- tsai tou, para “buenos augurios”, pasteles de arroz- nien kao o fa kao- para la “buena suerte”, vegetales como la cebollina –chiu tsai- larga vida. 3º) ceremonia de los sobres rojos, que contienen monedas chinas y dinero de buena suerte. Es un momento para la reconciliación, se dejan de lado las diferencias del pasado con amigos y vecinos y para recibir el qi naciente, permanecen despiertos durante gran parte de la noche, a semejanza de las vísperas de navidad. Es una creencia que mantenerse despierto durante toda la noche ayuda a que los padres tengan una vida más larga. 4º) la gente se reúne en las calles, se interpretan danzas alusivas, las más conocidas son las del dragón y del león; los fuegos artificiales, las luces y la música “ahuyentan” a las bestias. Una de las leyendas más conocidas es la de Nien. 5º) Algunos ritos tienen connotaciones espirituales, los templos se abren a la medianoche y la multitud ingresa a orar y quemar inciensos. Como es la fiesta más importante de su cultura, los chinos viajan de todos los puntos del mundo para reunirse con sus familiares, los festejos duran varios días y terminan con la fiesta de los faroles, dando lugar al que es considerado el mayor movimiento migratorio del planeta.

                                                  Interpretando estos rituales y aplicándolo en occidente, en nuestros espacios vitales, podríamos: I) Preparar nuestra casa barriendo hacia afuera toda la energía “vieja”, ordenar placares, armarios, bibliotecas, eliminar las cosas que no se utilizan, restaurar los objetos rotos, II) Confeccionar sobres rojos y entregar- con dinero- a nuestros allegados para convocar al ahorro necesario, escribirle mensajes de buenos augurios, dibujar símbolos de buena fortuna, animales como peces o el perro de tierra, ya que el 2.018 es su año. III) reubicar los muebles, pintar la casa con los colores adecuados a nuestro Mingua personal y a la fecha de construcción de nuestra vivienda. IV) Arreglar macetas y jardines, colocar plantas nuevas y sanas, eliminar las plantas, hojas o ramas secas. V) Regalar algo envuelto en papeles rojos y dorados, QUIEN “DA”…LUEGO “RECIBE”…Y ESTO NOS APORTA QI NUEVO…

       


Kung-shi fa-tsai ¡¡¡Felicitaciones y prosperidad en 4716!!!

     Delfina Macdonald Geobiología Aplicada- Feng Shui.