APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Política

9 de Febrero de 2018 - Nota vista 244 veces

Presentarán hoy viernes el pedido de sobreseimiento de Urribarri

“Técnicamente lo que presentaremos es una excepción de falta de acción que cierra con un pedido de sobreseimiento”, explicó el abogado defensor del exgobernador, Raúl Barrandeguy y anticipó que “probablemente” ingresará también “una presentación similar por Báez”.
Raúl Barrandeguy

En el escrito se alegará la inexistencia de delito de parte de Sergio Urribarri, acusado por los fiscales Alejandro Cánepa y Patricia Yedro de “negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública”, en una causa que involucra también al ex ministro de Cultura Pedro Báez y al cuñado de Urribarri, Juan Pablo Aguilera.

“Le diremos al juez o jueza de Garantías que aquí no ha habido acción penal, es decir, la posibilidad de que el Estado enjuicie al ex gobernador”, subrayó Barrandeguy. Explicó en ese sentido que el exmandatario “ha procedido avalado por los organismos de control”, como la Contaduría General de la provincia y el Tribunal de Cuentas.

“Éstos son organismos constitucionales, especialistas, autónomos y con garantías y cuando se expiden y dicen que las cuentas están bien, no puede venir un fiscal, por más legitimado que se encuentre en términos de expectativas ciudadanas, a desconocer esto”, aseveró el abogado. “Ese es el fundamento del escrito que presentaremos este viernes”.

“Técnicamente lo que nosotros presentaremos es una excepción de falta de acción que cierra con un pedido de sobreseimiento”, expuso.

Barrandeguy señaló además que ese argumento aplica para Báez “porque él refrendaba los decretos; es decir que la aprobación de los organismos de control también lo favorece”. Por esa razón estimó: “Probablemente entre también una presentación similar por Báez”.

La defensa de Báez la ejerce el doctor Ignacio Esteban Díaz; a Aguilera lo asesora legalmente Marcos Rodríguez Allende y al resto de los imputados, que no eran funcionarios públicos sino empleados de la firma, los defiende Miguel Ángel Cullen.

Cabe recordar que a principios de mes los fiscales solicitaron la elevación de la causa a juicio. Los delitos investigados consistieron en el direccionamiento durante los años 2010 a 2015, de un monto total de 24.204.918,69 pesos por parte de Urribarri y Báez, en contrataciones de campañas publicitarias en vía pública a empresas vinculadas a Aguilera, quien era funcionario público provincial y familiar del exgobernador.