Policiales

9 de Febrero de 2018 - Nota vista 1567 veces

Fue a denunciar, pero terminó detenida por abuso a la autoridad

El día de ayer jueves, 8 de febrero, sucedió un hecho poco común, una joven que fue a hacer una denuncia, terminó golpeando a dos oficiales de policía.

La misma se encontraba esperando en Sección de Judiciales a las 10:15 de la mañana, cuando decidió que no iba a esperar su turno como correspondía. La señora en un estado de máxima alteración, comenzó a gritar “dale, meteme presa si querés, yo te voy a pegar”. Luego ingresó a una oficina donde fue recibida por el Oficial Villalba a quien siguió insultando y no conforme con eso lo agredió físicamente.   

El barullo llamó rápidamente la atención a la cabo Briozzi, Lorena quien pasaba por el lugar, ésta también fue levemente agredida; intervino personal femenino y se la redujo, quedando detenida por la fiscal de turno. Aclaramos que por cuestiones normativas en estos casos los policías (masculinos) no pueden intervenir con las mujeres, aunque estén siendo agredidos como es el caso, por este motivo se tuvo que esperar que el personal femenino se haga cargo de resolver la situación y detener a la mujer. 

La historia detrás del brote emocional

Gisela, la detenida, de 25 años de edad, vive en el barrio Leopoldo de Luque; se dirigió a la Central de Policía a realizar una denuncia contra su madre, puesto que la misma no dejaba que los viese a los hijos.

 Presuntamente esta joven poseía problemas, que habían sido expuestos por la abuela en cuestión, en el Copnaf, por ese motivo, a modo de protección viéndola en este estado, no habría querido entregarle a los niños.

La detenida tendría problemas de adicciones y otras conductas no apropiadas.