APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

Gualeguaychú - 8 de Febrero de 2018 - Nota vista 1954 veces

Vacaciones de terror: turista golpeó, abusó y encerró en una cabaña a su pareja

Un hombre oriundo de la Plata, llegó a Gualeguaychú para pasar unos días de descanso; En la cabaña golpeó a su esposa y la dejó encerrada; La mujer logró comunicarse con sus familiares, quienes dieron aviso a la Policía

Un bioquímico de 44 años, oriundo de La Plata, llegó a Gualeguaychú el pasado fin de semana para descansar. Durante su estadía, en un complejo situado en el Camino de la Península, golpeó y mantuvo encerrada a su pareja.

Los hechos sucedieron el sábado y domingo en el complejo Las Aguas, ubicado en el extremo este, sobre la costa del río. Un lugar soñado, que se transformó en una pesadilla para la pareja de Matías Martín Ortiz, que durante su estadía la golpeó y encerró hasta que la víctima logró comunicarse con sus familiares en La Plata que dieron aviso a la Policía. 

El platense de 44 años fue imputado de los delitos de "lesiones agravadas por la relación de pareja y por violencia de género, y privación ilegítima de la libertad". La fiscal Carolina Costa logró reunir todos los elementos suficientes y solo tres días después lo llevó a juicio. Se acordó un procedimiento abreviado y Ortiz recibió una pena de prisión condicional de 8 meses. 

El sábado por la noche mientras la pareja se encontraba en una de las cabañas del complejo donde se alojaban, se inició una discusión. La mujer estaba en la ducha y Ortiz la sacó tomándola del brazo y arrojándola al piso. Ella alcanzó a ponerse una bata, pero el hombre la levantó y la arrojó sobre la cama. Se arrojó sobre ella, ocasionándole un fuerte dolor en el hombro, e intentó desvestirla con intenciones de mantener relaciones sexuales. Ella trató por todos los medios de quitárselo de encima sin éxito y se desmayó. 

Las agresiones continuaron hasta el día siguiente, cuando fue rescatada por la Policía. Alrededor de las 14.30 la dejó encerrada bajo llave y la mujer logró comunicarse con su familia. Dos horas después lograron abrir la puerta y rescatarla, pero Ortiz ya no estaba, supo El Día. 

Según el informe del médico de policía, la mujer resultó con hematomas en ambas rodillas, en una muñeca y en el codo izquierdo, pero además "un aumento de volumen en región occipital y en el hombro derecho". 

Ortiz no cumplirá la pena en la cárcel por tratarse de una condena de ejecución condicional, pero deberá cumplir con reglas de conducta por dos años, como ser la realización de un tratamiento psicológico por un profesional de su localidad y un curso relacionado con la temática violencia de género, cuyo cumplimiento deberá ser acreditado por el imputado o su defensor. Además de la prohibición de todo tipo de contacto con la víctima, por cualquier medio, ya sea en persona, vía telefónica, redes sociales, y de ejercer actos perturbatorios o molestos respecto de ella y su grupo familiar. 

Como con toda condena condicional, para que se tenga por "no pronunciada" Ortiz deberá cumplir con todas las reglas de conducta impuestas, y además no cometer delitos por 4 años. Si comete un nuevo delito, cumplirá los 8 meses de prisión de manera efectiva, más el tiempo que se fije por el nuevo hecho.