Salud

8 de Febrero de 2018 - Nota vista 1309 veces

Para un día saludable de nuestros hijos

El Heraldo contactó con una nutricionista quien nos hace aclaraciones y recomienda que los niños y adolescentes deben tener una gran variedad de colores en sus platos y en la heladera nunca debe faltar una fruta.

“Un correcto menú para niños entre los 6 y 12 años aproximadamente debe evitar bollería industrial y productos snack” dice Yanina C. Las indicaciones apuntan a sacar lo que comúnmente denominamos comida chatarra a corta edad, ya que eso será la base sólida de un adulto que se alimente saludablemente. Para los niños debemos incluir productos naturales como frutos secos o frutas, también nos recuerda que es preferible cocinar las carnes sin la piel y sin la grasa, con aceite de oliva de vez en cuando, aunque es preferible utilizarlo crudo en ensaladas o al finalizar la preparación de las comidas.

Con los chicos solo hay que ser ingeniosos

“Podemos incorporar avena en el yogur, y sin darse cuenta comen muy nutritivo”. Es esencial que la dieta en estas edades tenga mucha fruta, verdura y cereal. Se entiende que es preferible acostumbrar a nuestros hijos a comer muy variado e incorporar cosas saludables antes de que ellos generen un mal hábito. Es el caso de las gaseosas, siempre es mejor tomarse el tiempo de hacerles un jugo de fruta.

Para el almuerzo y cena siempre la mitad del plato debe tener verduras, una cuarta parte de carne (moderado) y la otra de legumbres o papa/zapallo. Tenemos que señalar que el pescado de mar es una de las carnes ricas en omega 3 y que no contienen grasas malas.  

-  Ideas para el desayuno: yogur con avena, leche descremada con otro cereal y frutas o pan mingón con queso untable. 

-  Ideas para la merienda: Frutas (preferible con cáscara y bien lavadas); yogur descremado con copos de maíz (en caso de no consumir un día leche o yogur cambiar por queso descremado).

Como cierre la nutricionista nos habla de la importancia del “kiosco saludable”, ahora que vuelven las clases. Los alimentos sanos deben colocarse primero, a la vista, que sean los más llamativos. En caso de notar que el kiosco (donde los chicos compran la merienda) no está organizado para prevenir y cuidar la salud de nuestros hijos, sugerimos a las madres hacerles barritas de cereales y frutas casetas (que son económicas), ensaladas de frutas o frutas enteras.