Salud

3 de Febrero de 2018 - Nota vista 779 veces

¿Por qué tenemos costras en los ojos cuando despertamos?

¿Alguna vez contemplas la sustancia que se acumula en las esquinas interiores de tus ojos o que a veces se adhiere a tus pestañas cuando te levantas por la mañana? Reconoce cuándo es normal y cuándo indica un problema.

Tus ojos constantemente producen moco y lágrimas para protegerse y para funcionar normalmente. Cada parpadeo ayuda a eliminar el exceso de moco e irritantes como las pestañas perdidas, las partículas de polvo o la suciedad.

“Cuando estás durmiendo, tus ojos continúan fabricando lágrimas y moco. Pero dado que no estás parpadeando, el exceso de materia se acumula en las esquinas de tus ojos y en tus pestañas, dice la oftalmóloga Aimee Haber, de Clínica Cleveland.

“La costra matutina -comúnmente llamada lagaña- contiene el aceite, la mucosidad y las células muertas que tu ojo produjo durante la noche” dice Haber.

Puedes pensar que es un poco desagradable, pero generalmente no es motivo de preocupación. “Una pequeña cantidad de secreción ocular clara o blanquecina por la mañana en el ojo es normal” afirma la especialista.

A veces, la descarga ocular es un signo de un problema en el ojo o los párpados. Es una buena idea prestar atención si observas cambios en la cantidad o la consistencia de la secreción, aconseja Haber.

El lagrimeo excesivo o secreción anormal representan el intento del ojo de mejorar la lubricación o combatir infecciones o alérgenos. “También podría indicar un problema con el sistema de drenaje de lágrimas” explicó.

Una afección común que puede causar costra excesiva alrededor de los ojos o los párpados es la blefaritis o inflamación de los párpados. La blefaritis puede hacer que sus párpados se junten cuando te despiertas. La higiene adecuada del párpado puede ayudar a limitar esta condición, pero sin embargo, puede requerir atención médica.

Si notas que tienes más secreción ocular de lo normal o que ésta ha cambiado de color (por lo general, a amarillo o verde), consulta con tu oculista. Esto es especialmente importante si observas otros signos, que incluyen:

•Sensibilidad a la luz

•Visión borrosa

•Dolor de ojo

•Hinchazón o enrojecimiento

•Fiebre

La buena higiene de los ojos

Muchos de nosotros lo hacemos, pero es mejor no limpiar la costra de los ojos con los dedos directamente.

¿El mejor método para borrar esa lagaña de tus ojos? Usa una toallita con agua tibia para aflojarla primero y luego retírala. Esto es cierto ya sea que tu descarga ocular sea normal o no. Pero es especialmente importante si tienes una infección ocular.

“Cuando la descarga anormal de los ojos proviene del ojo rosado, también llamada conjuntivitis, a menudo es muy contagiosa”, dice Haber. “Evita frotarte los ojos, ya que una infección puede propagarse no sólo de persona a persona, sino también de un ojo a otro”.

Si sospechas que tienes conjuntivitis, toma medidas para evitar que se propague hasta que puedas ver a un oculista. Lávate las manos con frecuencia y mantenlas alejadas de tus ojos.

Una buena higiene de los ojos puede ayudar y mucho a mantener los ojos sanos y evitar la irritación y la infección. Éstos son los consejos de la experta:

Siempre quítate el maquillaje antes de irte a dormir, usa un removedor de maquillaje para ojos o aceite para bebés en un paño húmedo para quitar completamente el rímel y el delineador alrededor del ojo. Evita tocarte la cara, los párpados y los ojos durante todo el día

Si experimentas secreción ocular por la mañana, usa una toallita húmeda y limpia en lugar de los dedos para eliminar suavemente la secreción.