APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Agro

La Columna del INTA Concordia - 2 de Febrero de 2018 - Nota vista 791 veces

La importancia de los inventarios forestales

Toda actividad necesita relevar información para poder tomar decisiones inteligentes, por lo cual una de las actividades que se efectúa en las forestaciones es realizar inventarios, para conocer el estado actual de los bosques tanto en nativas como en las plantaciones comerciales.

El inventario forestal consiste en una serie de pasos que permite proveer información cualitativa y cuantitativa de las plantaciones forestales, agregando algunas observaciones de las características del terreno. Los inventarios forestales incluyen dos componentes básicos de las plantaciones: los árboles y el terreno.

 La información que se releva en cuanto al terreno de manera resumida son la ubicación, su topografía, el área total de la forestación, caminos, cursos de agua si lo hubiere. Respecto a los árboles se mide principalmente el diámetro a los 1,30 metros de altura desde el suelo, su altura total, estado sanitario y cantidad de árboles por área determinada, permitiendo con estos datos relevados estimar el volumen de madera que presenta la plantación forestal.

Para el caso de los productores forestal es necesario siempre realizar un inventario forestal antes de cualquier aprovechamiento de las plantaciones forestales porque permite tener conocimiento de lo que se tiene y tener información para poder realizar una buena comercialización.

En el caso de tratarse del Estado, los gobiernos necesitan los inventarios forestales para saber con qué se cuenta y poder realizar planificación estratégica a largo plazo, sirve como instrumento para la coordinación de las políticas forestales y de conservación de la naturaleza. Desde el punto de vista ambiental provee los datos necesarios para determinar la importancia de las plantaciones como sumideros de carbono y reguladores del anhídrido carbónico (CO2).

En la provincia de Entre Ríos que tiene una extensión total aproximada de 7.800.000 hectáreas, solamente cuenta 145.000 hectáreas forestadas (plantaciones comerciales), representa un 2% aproximado de la superficie total. Estas forestaciones principalmente son de Eucalyptusgrandis concentradas en una franja de 20 km paralela al río Uruguay. Cabe aclarar que Entre Ríos tiene muchas más superficie con aptitud forestal que actualmente no están siendo utilizadas para esta tipo de producción.

Para obtener éxito un inventario forestal, depende de varios factores, pero una de las condiciones principales es la definición del objetivo del inventario, establecer de forma clara y precisa la información que se quiere obtener.

Las tres fuentes básicas información contenidas en un inventario son los antecedentes, el trabajo de campo y en estos últimos tiempos se agregó la teledetección (sensores fotográficos y digitales). Los antecedentes te permite saber información de lo que ya ocurrió, pudiendo proveer de mapas, planos, ecuaciones de volúmenes, etc; en el caso de trabajo de campo se refiere a los datos recolectados de la misma forestación de interés y la teledetección permite ubicar las masas forestales, confeccionar mapas, etc.

Los métodos de muestreos (selección de una parte representativa de las forestaciones) y la estimación de volumen son los componentes usuales de un inventario. Se realiza muestreos para obtener información de las plantaciones en vez de un censo por cuestiones principalmente de los costos, son más bajos con muestreos.

Para finalizar, se puede decir que los inventarios son esenciales en la actividad forestal, porque suministra información que ayuda a conocer la situación de las forestaciones y su evolución, posibilitando una gestión sostenible de los recursos forestales tanto para los privados (productores y empresas) y Administraciones públicas (ministerios y secretarias del Estado/Gobierno).


Por Ing. Ftal.: Matías S. Martínez. INTA Concordia