APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Educación

AFS PROGRAMAS INTERCULTURALES - 2 de Febrero de 2018 - Nota vista 1575 veces

Estudiante de Concordia relata su experiencia en Italia

María Eugenia Oneto es una estudiante concordiense, ganadora de la segunda edición de la Beca José Francisco Merro, lanzada por AFS Concordia el año pasado y que le brindó la oportunidad de vivir una experiencia intercultural en Italia durante dos meses. Este es su testimonio, cargado de vivencias únicas e inolvidables.

 “Decir que fue la mejor experiencia de mi vida es poco. En esas ocho semanas, aprendí más de lo que podría haber imaginado y conocí personas que me marcaron para siempre. Encontré amigos, que llevaré siempre en mi corazón y una segunda familia, que me abrió las puertas de su casa, me aceptó como una hija e hizo lo posible para que disfrutara al máximo mi estadía en Italia.

 ‘‘Este viaje se trató de nuevas experiencias: estar tanto tiempo lejos de mi familia, aprender un idioma que era casi desconocido para mí, ver la nieve por primera vez, vivir una Navidad diferente, sin mi familia y amigos, y ser la hermana mayor. Estas son las cosas simples y sencillas que forman parte de un intercambio y, creo, lo hacen tan especial.

 ‘‘También quiero destacar todo lo que aprendí y crecí en ese tiempo. No me refiero solo al idioma y a la cultura, sino a su vez, a los valores que llevaré siempre conmigo: confianza en mí misma, autonomía, respeto y amistad. Además, aprendí a valorar más mi país y mi cultura, a adaptarme en situaciones diferentes a las que estaba acostumbrada y a encontrar la felicidad en pequeñas cosas. Hoy en día, mi mente está más abierta y estoy ansiosa por seguir conociendo y aprendiendo más y más.

 ‘‘Ahora tengo dos sentimientos en mi corazón: felicidad y gratitud. Estoy feliz por los recuerdos de estos dos maravillosos meses, por las personas que se sumaron a mi vida y por poder decir que Brescia es mi segunda casa. Y estoy enormemente agradecida a todos los que hicieron de esta, una experiencia inolvidable: mi familia que me apoyó e incentivó desde el primer día, a mi familia italiana, que me llenó de cariño, me cuidó y se esforzó para que viviera la mejor experiencia y a los voluntarios de AFS, los responsables de que yo haya podido realizar este intercambio, quienes creyeron en mí, me dieron esta oportunidad y me acompañaron desde la cuenta regresiva hasta el día de hoy. Me faltan palabras para expresar la gratitud que siento y seguiré sintiendo toda mi vida, estoy en deuda con todos ellos.

 ‘‘Quiero terminar con una frase que me dedicó una amiga antes de volver, que, creo, resume los vínculos que uno genera durante un intercambio, vínculos que jamás se olvidan y siempre se llevan en el corazón: ‘La verdadera amistad no se trata de ser inseparables, sino de estar separados y que nada cambie.’’’

   Estas son algunas de las experiencias que transitan los estudiantes cuando realizan un intercambio en el extranjero a través de AFS, que influyen sobre su visión del mundo y expanden sus horizontes.