Economía

31 de Enero de 2018 - Nota vista 1124 veces

Las finanzas personales o familiares: podemos administrarnos mejor

Este es nuestro primer artículo en esta columna y trataremos, desde nuestra especialidad, informar al lector y además brindarles ideas y herramientas útiles, prácticas y de fácil acceso, relacionadas siempre con aspectos de la Economía (abordada desde la perspectiva familiar principalmente), la Administración y la Gestión de los negocios, los impuestos y aquellas novedades en estos temas, que importen mayormente a nuestros vecinos. ¡Allá vamos!

En esta primera entrega, nos enfocaremos en las finanzas personales y familiares, ya que uno de los pilares de nuestras vidas, es nuestro núcleo familiar. Y como muchos autores afirman, la familia también puede considerarse una pequeña empresa.

Pero, ¿sabemos cómo administrar nuestras finanzas personales y/o familiares?

Hoy daremos varios tips y estrategias, para que tus ingresos le ganen a tus gastos y puedas ser un buen administrador de tus finanzas.

NUNCA GASTE MÁS DE LO QUE GANE

Esta premisa es muchas veces escuchada, pero a pesar de ser tan repetida hacemos casi siempre, todo lo contrario. La ubicamos en el primer lugar porque es, sin duda, la más importante.

Sucede muchas veces que sabemos medianamente cuánto dinero nos ingresa, pero casi nunca sabemos realmente cuánto y en qué gastamos. Tratamos de llevar números globales en la mente, anotamos algunos gastos importantes pero otros no, hay meses que nos sobra algo y otros meses, en que los números se vuelven rojos y con signo negativo.

Esto está directamente relacionado con el chip de la "impulsividad". Lo que el diccionario define como: "actuar sin reflexión, de forma inmediata, sin tener en cuenta las consecuencias".

Respecto al dinero, el actuar impulsivamente, significa tomar decisiones que implican un gasto excesivo o innecesario,de forma inmediata, sin tener en cuenta muchas veces, si podemos pagarlo o no.

Para evitar este problema que aqueja a muchos, hay que ser organizado en los ingresos y gastos (lo veremos más adelante), tener disciplina y autocontrol de nuestros impulsos y reflexionar sobre las prioridades y necesidades que tenemos, antes de "cometer el delito" de: comprar impulsivamente.

LLEVE UN PRESUPUESTO FAMILIAR

Nuestro segundo consejo, es el que le permitirá organizar sus ingresos y gastos.

Esto es, analizar cómo y cuánto dinero nos ingresa y cómo gastamos, en qué gastamos y cuánto gastamos.

En el presupuesto familiar, se debería poder anotar periódicamente, los ingresos de los integrantes de la familia (sueldos fijos, retiros de nuestros comercios, cobranza si somos autónomos, jubilación o pensión si somos jubilados). Esto nos permitirá saber con cuanto realmente contamos para afrontar nuestros gastos, saber sí todos los meses nos ingresa lo mismo, sí tenemos una porción de nuestros ingresos que son variables, entre otros análisis que se pueden hacer.

Siguiendo con el armado del presupuesto familiar, se deberá anotar todo gasto realizado por más chico que sea. A veces, los pequeños gastos de todos los días, son los que desequilibran nuestra economía familiar.

Al llevar un registro de nuestros gastos, podremos saber cuáles son los denominados gastos fijos (alquiler, luz, expensas, impuestos, obra social, seguros, etc.), y cuales son gastos variables (supermercado, combustible, vestimenta, farmacia, viajes, etc.). Esta simple diferenciación es muy importante, ya que podremos detectar gastos innecesarios o excesivos, y ajustarlos para que no arruinen nuestra economía.

Una vez que generemos el hábito de llevar registro de nuestros ingresos y gastos, podremos ver a fin de cada mes, si fuimos exitosos o sí por el contrario, gastamos más de los que nos ingresó.

Recordemos que en todos los aspectos, pero más aún en los relacionados con las finanzas, el contar con buena y detallada información, nos permitirá tomar mejores decisiones.

Sobre el pie de este artículo, dejaremos un link donde podrán descargar una plantilla de Excel, fácil de usar y muy completa, para que puedan comenzar a llevar sus finanzas familiares o personales.

SI ACUMULASTE DEUDA, CANCELALA LO ANTES POSIBLE

Al generar deudas o ir atrasándonos en los pagos de los compromisos que asumimos, generamos un doble problema. Por un lado deberemos pagar intereses sobre esas deudas, y por el otro, y no menos importante, perderemos "credibilidad financiera" ante quien nos prestó, ya sea un comercio, un banco, un familiar o amigo.

Tener una conducta financiera responsable, nos traerá muchos beneficios en el futuro. Recuerde, que el valor de la palabra y los compromisos en estos temas, siguen siendo muy valorados y si uno cumple con sus obligaciones, es factible seguir teniendo "crédito". Por ejemplo: sí uno paga religiosamente el saldo de su tarjeta de crédito en tiempo y forma, seguramente, más temprano que tarde, le ofrezcan una categoría superior de cliente con mayores beneficios y descuentos.

Para organizarse con sus deudas debe, primero, conocer realmente lo que adeuda. Ser realista y armar un mapa de cuanto debo y a quien debo. Y lo antes que se pueda, cancelar esas deudas. Realizar un plan de pago beneficioso, o concentrarlas todas en una sola, suelen ser una buena salida. Por ejemplo: si tuviéramos 5 deudas con distintos acreedores a un determinado plazo, podríamos tomar un préstamo accesible, cancelar todas las deudas al contado y obtener algún descuento por cancelación anticipada, y concentrar nuestra deuda en un solo acreedor, que siempre es más fácil de administrar.

Algo importante a considerar en este aspecto, es tener bien claro que nuestras deudas siempre serán actualizadas con algún interés, mientras que nuestros ingresos se mantendrán más estables, costándonos cada vez más hacer frente a esas deudas.

AHORRE LO QUE PUEDA CADA MES

En nuestro país, en general, no existe una cultura del ahorro. En otras épocas, nuestros abuelos llevaban una libreta de ahorro (de la Caja Nacional de Ahorro Postal) que les regalaban sus padres para que, a temprana edad, vayan aprendiendo el hábito del ahorro. A veces de chicos o jugando, estas cuestiones son más fácil de adquirir.

No hay que dejar de lado que los contextos han cambiado. Antes, el trabajo era fijo hasta que nos tocara jubilarnos y los productos que se consumían eran pensados para ese estilo de vida. Hoy, la inmediatez, la ansiedad que nos provoca la sociedad del consumo y la idea de "usar y tirar" (lo descartable de los productos que consumimos), hace que cada vez consumamos más.

En la actualidad, por varias razones, las personas no ahorran o lo hacen sin la constancia que se requiere para cumplir objetivos familiares o personales.

Debemos tener muy en cuenta, que el ahorro es la herramienta que nos permite asegurarnos un bienestar determinado, poder hacer frente a gastos imprevistos, ayudarnos en momentos de crisis económicas o simplemente, permitirnos cumplir sueños.

Dependerá de cómo usemos y planifiquemos nuestros ahorros para que cumplan su finalidad de manera correcta.

El dato a tener en cuenta en este aspecto, es que se debe ahorrar aproximadamente, no menos de un 20% de nuestros ingresos.

EDUCATE EN FINANZAS

Tómate el tiempo para leer acerca de finanzas personales. Cada semana, o cuando puedas, dedica algunas horas a administrar tus finanzas personales y leer libros, revistas, sitios o blogs de finanzas. Cuanto más sepas acerca de tus propias finanzas, mayor confianza tendrás al administrar tu dinero en el largo plazo.

Es importante saber que si ahorramos, pero no lo invertimos en plazo fijos, moneda extranjera (dólar), o algún proyecto que nos genere rentabilidad, el dinero perderá su valor de compra.

Siempre recuerda que el dinero que tienes hoy en tu bolsillo, mañana ya habrá perdido valor. En otras palabras, lo que puedes comprar hoy con ese dinero, mañana podrás comprarlo en menos cantidad.

APOYATE EN LA TECNOLOGÍA

Hoy en día cumplir con estas consignas es mucho más fácil y accesible. En la mayoría de los hogares hay una computadora, Tablet o SmartPhone y existen, para ayudarnos a administrar nuestras finanzas, innumerables aplicaciones.

Brevemente les dejo algunas de las aplicaciones que he probado y andan muy bien. Se bajan gratuitamente a nuestro celular desde PlayStore (Android) o App Store (iPhone)

1. Cuentas Claras: Perfecta App para administrar nuestra economía doméstica.

2. Tus Gastos: muy rápida y fácil para registrar gastos de todos los días.

3. Money: Muy completa para llevar ingresos y gastos, con muy buena personalización.

Como conclusión, si pudimos organizar nuestras finanzas, hemos controlado nuestros impulsos de compra, eliminamos esos gastos innecesarios, y hemos sido capaces de ahorrar cuidadosamente, viviremos con mayor tranquilidad, podremos alcanzar aquello que veíamos imposible, hacer ese viaje soñado, o bien, si estamos cerca de jubilarnos, utilizar el ahorro para mantener nuestra calidad de vida.

En este link, podrás descargar una plantilla de Excel para comenzar a poner en práctica tu presupuesto personal o familiar. ¡Manos a la obra!

Link: http://bit.ly/2nhJTQW


Cr. Juan Martín Fuser