Opinión

27 de Enero de 2018 - Nota vista 209 veces

Al despertar

Si hoy debes levantarte para ir a trabajar ya tienes motivo para agradecerle a Dios, muchos hoy no tienen trabajo.

Si has dormido toda la noche en tu hogar ya tienes otro motivo, muchos no tienen techo y tantos otros han pasado la noche en vela en un hospital esperando la peor noticia o despidiendo a un ser querido en una sala fúnebre. 

Si al despertar ves tu habitación o puedes consultar tu red social agradécelo al creador, muchos carecen del sentido de la vista.

Si hay alguien durmiendo junto a ti o en tu misma casa celébralo, no imaginas la cantidad de gente que no tiene a nadie

Si vas a desayunar, aunque sea unos mates, un té o un café siéntete un privilegiado, muchos no tienen nada en su mesa.

No te sientas jamás culpable por lo que tienes y otros no, si lo has grabado u obtenido sanamente, pero alégrate, siéntete un mimado de Dios y agradécelo no solo con tus oraciones sino haciendo algo bueno en tu jornada, algo bueno para ti y para los demás, vive el día con alegría y con entusiasmo, sé gentil y cortés con los demás, no desperdicies ni un segundo de este día, míralo como otra oportunidad, oportunidad que otros no han tenido.

Bendiciones.

Hernán Real

  • TEMAS DE LA NOTA: