APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Agro

26 de Enero de 2018 - Nota vista 687 veces

El agro en alerta por una plaga de langostas, cerca de la provincia

INTA y SENASA advierten sobre el resurgimiento de la langosta, una situación que afecta la producción agropecuaria de 8 provincias y pone emergencia fitosanitaria hasta 2019.

"El riesgo para Entre Ríos es bajo pero la posibilidad aunque es mínima está, porque la plaga está presente en regiones cercanas y porque históricamente Entre Ríos fue una de las provincias que estuvo afectada", explicó el coordinador del Programa de Acridios del Senasa nacional, Héctor Medina, sobre la explosión de langostas que desde hace casi "60 años" no se registraba en el país.

"Entre Ríos tuvo la plaga de la langosta previo a la década del 50. Una de las primeras legislaciones es de 1850 de cuando Urquiza era gobernador, por lo cual es algo que pasó y es algo que está cerca, aunque los niveles de infestación en el NEA son bajos", añadió Héctor Medina.

Por la invasión de estos insectos que atacan todo tipo de vegetación y que - cabe aclarar – no son una amenaza para las personas - el Senasa emitió en junio del año pasado un alerta fitosanitario que se extenderá hasta junio del año próximo.

A su vez, el organismo en conjunto con el INTA, puso en circulación un manual de control y monitoreo para informar principalmente a productores agropecuarios sobre el peligro de la langosta y acerca de cómo mitigar la plaga.

En este sentido, el coordinador del Programa de Acridios remarcó la importancia de que la población conozca la plaga, sepa distinguirla (por ejemplo de las conocidas tucuras que son poco perjudiciales para el agro) y tenga herramientas para poder actuar frente a ella rápidamente. Como recomendación, pidió "estar alertas" e instrumentar un "monitoreo" de la situación.

Hoy la zona del país más infestada es la del noroeste argentino, principalmente "el norte de Tucumán, el norte de Santiago del Estero, el sur de Salta y Jujuy", precisó Medina.

Distinto es el panorama que trazó en la zona centro, puntualmente en la provincia de Córdoba, donde hay grado medio de contaminación preferentemente en el centro y sur del territorio. También hay algunos focos en La Rioja.

En tanto, en el sector del NEA como ya se expresó, el riesgo es bajo aunque se han registrado casos cercanos como en el "noroeste de Santa Fe y sudoeste de Chaco".

La gran capacidad de dispersión que tiene la plaga es su arma más peligrosa, ya que con viento a favor puede trasladarse hasta 150 kilómetros en un día y eso hace que vaya de región a región en poco tiempo. Así ingreso al país por Chaco, en 48 horas, procedente de Paraguay.

"Es una especie que se alimenta de cualquier vegetal más allá de alguna preferencia; puede comer mucho monte pero si pasa por un cultico puede llevárselo íntegro. Hemos registrado daños en trigo, cítricos, maíz y caña de azúcar. Es una gran amenaza", advirtió el funcionario.   (Apf)