APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

23 de Enero de 2018 - Nota vista 731 veces

Una intensa tormenta vació las playas de Mar del Plata

Provocó anegamientos, caída de árboles y voladura de techos, según fuentes de Defensa Civil. Los barrios más afectados fueron Juramento, Colina de Peralta Ramos, Puerto y Florencio Sánchez.

Después de una jornada calurosa con una máxima de 31 grados, una fuerte tormenta con granizo cayó en Mar del Plata, lo que obligó a los turistas a vaciar las playas y provocó anegamientos, caída de árboles y voladura de techos, informaron fuentes de Defensa Civil.

Los barrios más afectados fueron Juramento, Colina de Peralta Ramos, Puerto y Florencio Sánchez, precisaron.

Autoridades municipales solicitaron precaución a la hora de trasladarse por las calles de la ciudad costera.

"No hubo evacuados, pero recomendamos a los turistas y vecinos circular por zonas seguras", dijo a Télam Rodrigo Goncálvez, titular de Defensa Civil municipal.

El funcionario adelantó que las condiciones climáticas "irán mejorando paulatinamente a partir de esta noche o la madrugada del miércoles".

"Media hora antes del inicio de la tormenta en Mar del Plata, se había registrado caída de granizo en la zona de Miramar y Chapadmalal", agregó.

Los turistas que estaban en la playa cubrieron sus pertenencias con toallones, lonas y hasta las sombrillas, aunque la mayoría decidió abandonar la arena y copó de repente las calles de la ciudad.

Los toldos, aleros y entradas a los edificios más cercanos también formaron parte de los refugios que muchas familias con niños eligieron para protegerse en la zona de La Bristol y la Playa Popular.

Mientras tanto, aquellos que se habían dirigido hasta las playas del sur en sus vehículos esperaron que pasara el temporal bajo la mediasombra que muchos balnearios colocan en los estacionamientos, y luego emprendieron el regreso a “paso de hormiga” hasta el centro marplatense.


Ya cerca de las 20, algunas calles seguían drenando agua, aunque eso no detuvo a los peatones, que se animaron a salir aunque la temperatura ya había bajado a 24 grados.

Contenido Relacionado