Salud

19 de Enero de 2018 - Nota vista 436 veces

El ‘test universal’ del cáncer

Una nueva biopsia líquida detecta con un análisis de sangre hasta ocho tipos diferentes de cáncer al mismo tiempo.

Ovario, hígado, pulmón, esófago, estómago, colon y recto, páncreas y mama. Hasta ocho tipos diferentes de cánceres al mismo tiempo. Eso es lo que detecta el ‘CancerSEEK’ o ‘Buscador de Cáncer’, una prueba de sangre no invasiva –biopsia líquida- basada en análisis combinados de ADN y proteínas. En más de 1000 pacientes, el método, el CancerSEEK, detectó los tumores con una sensibilidad del 69 % al 98 % (dependiendo del tipo de cáncer). Los autores del estudio, coordinados por Nickolas Papadopoulos y Bert Vogelstein, de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EE.UU.), que se publica en «Science» aseguran que el ‘test universal’ podrá ser utilizado de forma rutinaria en individuos con mayor riesgo de cáncer para la detección precoz, antes de los primeros síntomas y que el tumor se disemine, cuando los tratamientos son mucho más efectivo. Los investigadores ya han comenzado un gran estudio para ver si el test puede detectar tumores en mujeres aparentemente sin cáncer.

Un diagnóstico precoz de los tumores, antes de que hayan expandido por el organismo a otros órganos (metástasis), es una de las claves para reducir el número de muertes por cáncer en el futuro. La biopsia líquida ha demostrado identificar precozmente algunos tipos de tumores, pero hasta ahora ningún test había podido hacerlo en ocho tipos diferentes de cáncer.

CancerSEEK detectó los tumores con una sensibilidad del 69 % al 98 %, según el tipo de cáncer

El ‘test universal’ consiste en un análisis de sangre que evalúa mutaciones en 16 genes relacionados con el cáncer, así como los niveles de diez biomarcadores de proteínas circulantes. En el estudio se analizó a 1.005 pacientes diagnosticados con cánceres en estadio de I a III, de ocho tipos comunes, así como a 850 individuos sanos, -controles-. Y lo resultados fueron muy positivos: CancerSEEK detectó los tumores con una sensibilidad del 69 % al 98 %, según el tipo de cáncer. La prueba tenía un 99 % de especificidad, lo que significa que la probabilidad de que a un individuo sano se le asignara un falso positivo era muy baja -solo siete de 812, o menos del 1%, de controles sanos dieron positivo-. Y la prueba redujo el origen del cáncer a dos sitios posibles en alrededor del 80% de los pacientes.

El test identifica ocho tipos de tumores diferentes: Ovario, hígado, pulmón, esófago, estómago, colon y recto, páncreas y mama

Los investigadores, que han solicitado la patente de su biopsia, calculan que el coste de la prueba será menor a los 500 dólares (410 euros) por muestra, similar o incluso inferior a las pruebas de detección actuales para un único tipo de cáncer (por ejemplo, la colonoscopia para el cáncer de colon). Sin embargo, el estudio tiene algunos ‘peros’: los pacientes estudiados ya habían sido diagnosticados con cáncer premetastásico a partir de síntomas de la enfermedad. Hay que tener en cuenta que el objetivo de este ‘test universal’ es detectar el cáncer mucho antes.

Algunos investigadores, además, señalan que debido de las proteínas relacionadas con el cáncer utilizada por la prueba refleja también daño tisular, también puede aparecer en personas con inflamatorias enfermedades como la artritis. Eso significa que la tasa de falsos positivos del 1% probablemente sería más elevada en poblaciones menos saludables, observa Lance Liotta de la Universidad George Mason (EE.UU.).

Los investigadores van a iniciar un estudio con muestras de sangre de mujeres voluntarias de entre 65 y 75 años de edad que nunca ha tenido cáncer. Sobre la prueba quedan algunos interrogantes como el riesgo de sobrediagnóstico y/o sobretratamiento que cause un riesgo y ansiedad innecesarios para el paciente, además de un coste.

A pesar de ello, Papadopoulos cree que se trata de un ‘hallazgo’, aunque es consciente de las dificultades para evaluarlo en la clínica real.