Interés General

12 de Enero de 2018 - Nota vista 3629 veces

Una despedida de soltero terminó con la boda suspendida y 17 divorcios

Los hombres quedaron al descubierto después de que la novia del festejado se infiltrara en su grupo de WhatsApp.

Carlos, un hombre de 33 años y su novia,  habían decidido contraer matrimonio el próximo mes de marzo, tras un largo noviazgo.

Los amigos y compañeros de Carlos, prepararon un viaje al Caribe y allí empezó todo. Sexo, alcohol, strepteases, orgías, tríos... todo ello perfectamente grabado por los asistentes y enviado al grupo WhatsApp que compartían. Al no ser amigos comunes, ninguno de ellos se percató que uno de los participantes, un tal Luis, era en realidad la futura novia que se había infiltrado. 

Esta chica, sorprendida por la magnitud de lo que visualizaba a cada momento, se encargó de enviar a cada una de las mujeres de este grupo de machos viriles, imágenes y vídeos muy explícitos que no dejaban nada en el tintero. 

Lo peor de todo, no ha sido suspender la boda sino… las demandas de divorcio que los 17  amigos y compañeros se han encontrado a su regreso. 

Los hechos ocurrieron en Murcia (España) y causaron gran alboroto entre usuarios de redes sociales que culpan al grupo de amigos, pero también a la chica que espió las conversaciones de su prometido.