APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Tecnología

31 de Diciembre de 2017 - Nota vista 340 veces

Colapsó Whatsapp por los mensajes de Año Nuevo

El servicio de mensajería más popular del mundo sufrió una interrupción debido al enorme flujo de chats que se produjeron con motivo de la finalización del 2017 y el comienzo del 2018. La empresa, una vez más, no hizo comentario alguno.

La aplicación de mensajería instantánea global WhatsApp presentó durante casi dos horas una gran cantidad de reportes de fallos en todo el mundo debido a, en principio, un colapso de su red para abastecer a la gran cantidad de mensajes que se enviaron por año nuevo.

Según el registro de reporte de problemas del sitio Down-detector, en las últimas horas se han recibido más de 4.000 quejas del servicio de WhatsApp, un 37% por problemas para enviar y recibir mensajes, un 31% por dificultades en la conexión y otro 31% sobre inconvenientes en el ingreso a la aplicación.


Aunque por ahora no hubo comunicado oficial de la compañía, se estima que el inconveniente radicó en el fuerte uso que se le está dando en el mundo al sistema de mensajes por los saludos de fin de año.


"WhatsApp" se transformó en primera tendencia en Twitter en Argentina donde cientos de miles de usuarios comentaron sobre la falla.


La clave de la caída del servicio radicaría en el factor geográfico: los millones de usuarios de WhatsApp que viven en la Unión Europea y en África celebran casi al mismo tiempo, por lo que el colapso es casi inevitable.


Países como España, Italia, Alemania, Francia y otros grandes países de Europa comparten zona horaria con la mayor parte de África como Nigeria (190 millones de habitantes), República Democrática del Congo (81 millones) Argelia (40 millones) y Angola (30), entre otros.


Cifras oficiales de la compañía indican que más de 1.000 millones de personas usan su servicio en más de 180 países de todo el mundo y, desde su lanzamiento en el 2009, la app se posicionó como el servicio de mensajería instantánea número uno en el mundo.