Estudiantes de América

8 de Diciembre de 2017 - Nota vista 1638 veces

Estudiantes volvió a caer en el final y Guaros se puso match point

El Verde no pudo sobre el cierre ante Guaros y perdió por 88-83. De esta forma los venezolanos de Duró quedaron 2 a 0 arriba, a un paso del título.

 Estudiantes no volvió a tener un buen cierre y Guaros le dio otro golpe en las finales de la Liga Sudamericana. En una nueva noche vivida en Barquisimeto, el elenco de Lucas Victoriano dio muchísima pelea, pero se quedó sin nafta en el momento clave y los venezolanos se impusieron por 88-83. La serie está ahora 2 a 0 a favor del bicampeón dirigido por Fernando Duró, poniendo a Estudiantes contra las cuerdas y obligando al equipo argentino a dar vuelta unas finales muy complejas. La historia ahora se mudará al Gigante Verde de Concordia, donde los entrerrianos tendrán la primera misión de evitar que su rival barra la serie.

  No arrancó bien la historia para el Verde, que se mostró algo frágil para atacar y tardó en meterse al encuentro. Pero desde que Victoriano pidió un tiempo muerto para reacomodar las cosas, con el equipo perdiendo 8-7 gracias al buen pasaje del Grillo Vargas en Guaros, Estudiantes encontró soluciones porque empezó a rotar su banca y tuvo otra intensidad. La apuesta de Vildoza desde el inicio para darle otro ritmo y que Orresta entre desde los suplentes para su cuota de calidad en otro pasaje, fue una movida que por ejemplo le salió bárbara a Estudiantes.

  Lo mismo pasó con el ingreso de Bolívar. Así, un Verde que lo cerró mucho mejor (carrera de 12 a 4 desde aquel time out) se adelantó por 19-12 en el primer episodio.

  El segundo cuarto tuvo algunos tintes extraños. La mano salvadora de Diego García logró revertir la diferencia para poner a Guaros nuevamente al frente (22-21 con un excelente trabajo del escolta argentino), el partido se hizo mucho más parejo, de posesión por posesión, y en ese momento llegaron unos fallos arbitrales que trastornaron un poco el curso del partido.

 Sobre todo una antideportiva restando menos de cinco minutos para el descanso, porque si bien no se generó un quiebre en el resultado lo cierto es que Estudiantes perdió un poco la brújula y se mostró algo fastidioso. Doblas hizo un trabajo muy sólido en ese pasaje, pero Guaros aprovechó la situación y se fue al entretiempo arriba por tres (40-37).

  El tercer cuarto transitó por los mismos carriles, aunque Estudiantes logró levantar un mejor arranque de su rival a través del trabajo que provocó la intensidad de Mendoza, junto con el picante de Smith. Por eso el Verde pasó de estar abajo por cinco (49-44) a pasar a liderar a un más sólido 55-49, con el juego asociado y encendiendo la ilusión. Pero no alcanzó con eso, porque la diferencia no era determinante y Guaros volvió a encontrar la brújula, sobre todo con Echenique, Vargas y los chispazos de Guillent. Cabezas, otro que aprovechó esa inyección venezolana para hacer pagar muy caros los errores entrerrianos, lo cerró metiendo seis unidades consecutivas y Guaros entró 63-59 arriba al último cuarto.

  La realidad es que el último cuarto siguió siendo palo a palo hasta los últimos minutos, instancia donde prácticamente sucedió lo mismo que en el primer partido de anoche.

 Si bien Estudiantes no tuvo esa siesta prolongada del J1, lo cierto es que el equipo argentino se mostró algo endeble en los minutos decisivos y un Guaros mucho más confiado se fue imponiendo de a poco.

 El Verde falló en ambos costados a la hora de tomar decisiones, y a eso los venezolanos le tiraron la chapa: Echenique terminó cerrando un partidazo en los dos aros para emerger como la gran figura, Vargas mostró su jerarquía y Guillent volvió a aparecer con otros buenos momentos. Se le escapó a Estudiantes y terminó cayendo por 88-83, desperdiciando en el medio algunas oportunidades que podrían haber hecho más reñida la historia y quedando obligado a ganar tres al hilo para mantener su sueño continental.

Basquet Plus.