APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Liga Sudamericana

7 de Diciembre de 2017 - Nota vista 491 veces

Estudiantes perdió el primero 77 a 74. Hoy es la revancha

Estudiantes lo tuvo a tiro durante buena parte del juego, pero se le terminó escapando la primera final de la Sudamericana. Mañana, el segundo punto.

Estudiantes jugó de igual a igual con Guaros, lo tuvo a tiro durante 30 minutos, pero terminó pagando caro un mal inicio del último cuarto (6 minutos sin puntos) y cayó por 77-74. De esta manera, los venezolanos se quedaron con la primera final (al mejor de cinco) de la Liga Sudamericana. Mañana, la revancha, nuevamente en Barquisimeto. El argentino Diego García fue el goleador del ganador con 14 puntos, seguido por Néstor Colmenares con 13. Por Estudiantes se destacaron Mateo Bolivar y David Doblas, ambos con 14 tantos.

El primer tiempo resultó extremadamente parejo y ninguno pudo marcar diferencias claras. El juego arrancó con una propuesta similar de parte de ambos entrenadores: postear a sus internos más calificados, con Doblas por el lado de Estudiantes y Colmenares por Guaros. Los dos experimentados jugadores obtuvieron buenos resultados, a los que luego se les sumaron una ráfaga de conversiones perimetrales: Guillent, Diego García y Touré por el local, con respuestas de Smith y Bolivar por la visita. Al cabo de 10 minutos, todo estaba igualado en 21.

Lo mejor de Estudiantes en la primera mitad se vio en el inicio del segundo período: buena defensa y un par de bombas de Bolivar y Domínguez para sacar seis de ventaja. Sin embargo, los de Victoriano cayeron en un pozo ofensiva, bien aprovechado por Cabezas en Guaros, para que los venezolanos pasaran a comandar por cinco cuando se cerraba el parcial. Por suerte para el equipo argentino, en el último minuto pudo hilvanar un tramo de 7-2, para empatar el partido en 38 y llegar al entretiempo con mejores sensaciones.

Lejos de la paridad del primer tiempo, el tercer cuarto trajo un partido de rachas. La primera le correspondió a Guaros, con la potencia de sus internos (Echenique y Colmenares), quienes durante ese tramo, ganaron claramente el duelo a los hombres grandes visitantes. La máxima para los dirigidos por Duró llegó a ser de nueve, pero Estudiantes nunca se fue del encuentro. De hecho, respondió con muy buenos momentos de Bolivar y un triple de Zurbriggen, para incluso llegar a pasar al frente y eventualmente cerrar abajo por la mínima: 55-54 Guaros a los 10 minutos finales.

La siguiente racha, lamentablemente para Estudiantes, le iba a terminar costando el juego a los argentinos: los de Victoriano tardaron más de seis minutos en abrir su cuenta en el último parcial y en el interín, Guaros sacó 12 de máxima. El último empuje de Estudiantes le puso suspenso a la definición y los entrerrianos llegaron a ponerse a uno (75-74) restando dos segundos, tras un triple de Vildoza.

  Igualmente, Guaros fue inteligente, rompió la presión con un pase largo y Bethelmy definió el partido con una bandeja (77-74) mientras el reloj llegaba a cero.