APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

Concordienses desaparecidos - 6 de Diciembre de 2017 - Nota vista 1068 veces

Jauregui: “La única hipótesis del caso es la actuación de una banda delictiva”

A poco más de dos meses de la desaparición de los concordienses César Miño y Sergio Quintana, El Heraldo habló con el abogado que representa a la familia de las dos partes involucradas, para reflejar los avances en la causa.

“Hay un cambio sustancial, primero, se unificaron la familia de las víctimas, en una sola representación, cuando yo empecé estaban divididas, pero eso se subsanó y ahora están en la misma línea”, cuenta el abogado Martín Jauregui.

“Otro dato importante, a partir de nuestra intervención, es la gestión realizada con el ministerio de seguridad de la nación y el ministerio de gobierno de la provincia, con esto se han logrado cosas importantes, como dotar a la precaria investigación correntina, más allá de la voluntad del fiscal, precaria de elementos, le dimos herramientas imprescindibles para el caso, como el personal de gendarmería, drones, perros y la generación de una recompensa”, agrega el letrado.

“La ministra Romero hizo eco de la importancia de la causa, a su par correntino, y obviamente se introdujo en el tema, eso ayudó mucho”, dice Jauregui. A lo que sumó que “otra cosa que faltaba era el rastrillaje, pero ahora que entramos nosotros lo solucionamos”.

El abogado cuenta que “con Bullrich nos reunimos en el vip del aeropuerto, se concretó una charla, a partir de ahí pasaron todas estas cosas”.

La hipótesis central es una sola, la única que se está manejando, “lo la banda delictiva sobre ruta 14 lo instalamos nosotros en el expediente”, explica el letrado.

 “La autodesaparición es absurda, no pueden desaparecer dos personas juntas, nunca sucedieron autodesapariciones en conjunto, el tema del ajuste de cuenta, la controversia entre ellos y el robo al azar, quedaron totalmente descartados, esto involucra a varios autores, los que manejaban un dato, la repetición de hechos similares en ese radio habla de la existencia de una organización de carácter permanente”, cierra Jauregui.

EL CASO

César Miño y Sergio Quintana, ambos oriundos de la ciudad de Concordia, partieron el pasado 20 de septiembre hacia un tour de compras al país vecino de Paraguay. Pasada la medianoche de ese miércoles, los familiares de los hombres, perdieron contacto con los mismos cuando en la localidad correntina de Virasoro, descendieron a cargar agua para el mate, en ese lugar fueron captados por las cámaras de seguridad, y nunca más se volvió a saber de ellos.

El 16 de octubre, la camioneta en la que se trasladaban, una Peugeot Partner Patagónica, fue encontrada incinerada y desmantelada en un bosque de la localidad de San Carlos, Corrientes, al norte de la provincia, casi al límite con Misiones.