APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

5 de Diciembre de 2017 - Nota vista 402 veces

Chile lanzó una alerta amarilla por actividad en el volcán Villarrica

El Servicio Nacional de Minería de Chile informó sobre el aumento de la actividad en el volcán ubicado a 800 kilómetros al sur de Santiago y a 130 kilómetros al noroeste de San Martín de Los Andes.

El Servicio Nacional de Geología y Minería chileno (Sernageomin) decretó alerta amarilla por el aumento de la actividad en el volcán Villarrica, ubicado a 800 kilómetros al sur de Santiago y a 130 kilómetros al noroeste de la localidad argentina de San Martín de Los Andes.

El Sernageomin indicó que "a partir de imágenes fotográficas se ha podido ratificar la presencia en superficie del lago de lava y la mayor exposición de este, generando explosiones menores a nivel del cráter, las cuales han sido captadas por la red de infrasonido con valores máximos de 6,4 Pascales reducidos".

El Villarrica posee uno de los mayores registros históricos de erupciones de Sudamérica y se encuentra a 64 kilómetros de distancia de la ciudad de Temuco, lugar donde el 17 de enero aterrizará el papa Francisco, con motivo de su primera visita oficial a Chile.

El director nacional de Sernageomin, Mario Pereira, aseguró que "este volcán es monitoreado con 9 estaciones sismológicas, 4 GPS, 2 inclinómetros, 4 cámaras IP, 1 cámara IR, 1 micrófono de infrasonido, 2 DOAS y una cámara Multigas, de manera que los especialistas cuentan con tecnología adecuada para el seguimiento de su actividad".

Pereira señaló que el alerta amarilla se debe a que "pueden registrarse fenómenos como enjambres sísmicos (algunos de ellos perceptibles), emisión de ceniza, lahares, cambios morfológicos, ruidos y olores de gases volcánicos, que pueden alterar la calidad de vida de las poblaciones en la zona de influencia volcánica".

La última erupción del volcán Villarrica, que afectó al territorio argentino, fue el 3 de marzo de 2015 cuando Sernageomin decretó alerta roja en el sector, como consecuencia de una columna eruptiva que alcanzó entre seis y ocho kilómetros de altura, junto con una emisión constante de lava desde su cráter mayor.