APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Opinión

28 de Noviembre de 2017 - Nota vista 513 veces

EL AYER Y EL FUTURO

Ha pasado tiempo de las elecciones generales y es necesario extraer conclusiones del triunfo de Cambiemos en Entre Ríos y la Argentina.

La primera lección es que el pueblo entrerriano en catorce departamentos, incluido Concordia, dejó en el pasado a la dirección del partido justicialista y con ello a los Urribarri, los Cresto, los Busti y los Bordet; grandes perdedores de esta elección. Esto no conceptualiza derrotas personales, de ninguna manera, solo describe la inseguridad reinante, la corrupción, el cansancio moral, la pobreza estructural, el narcotráfico, la decadencia de la educación, la falta de ideas y políticas para el futuro de una conducción decadente y el gran descreimiento de nuestros copoblanos ante el retraso de la Provincia. El ayer que todo entrerriano desea dejar atrás.

¿Significa Cambiemos el futuro? Por ahora hay dudas, pero este es el mayoritario sentido del voto favorable que recibió. Integrarnos al mundo, abrir nuevos surcos de comercio, revitalizar el Mercosur en paz e integración con Latinoamérica, mejorar nuestra educación, modernizar y hacer competitiva nuestra economía con el sesgo agroindustrial y exportador de Entre Ríos; son los nuevos retos que el voto obliga. El futuro que los jóvenes anhelan y por el que estamos dispuestos a trabajar.

Cuál es la gran tarea interna y federal entonces: preparar jóvenes generaciones de dirigentes que encaren y conformen con valentía y audacia equipos para este duro trabajo. Elaborar desde todos los sectores y en conjunto un urgente plan de seguridad ciudadana, codo a codo con la Justicia y las fuerzas de seguridad para contener y detener el avance de la delincuencia y el narcotráfico, velando por los derechos humanos de los más desposeídos. Reparar la Justicia bregando por su rapidez, independencia y modernización. Meter mano en la educación aportando las ideas para hacerlas llegar a los que menos tienen dado que solo ella dotará de los recursos y conocimientos necesarios a los que necesitan trabajo. Para reformar el Estado sin cuyo rol, honestidad y aporte no hay obra pública, educación, asistencia social, salud y cambio posible.

Hay mucho para hacer y transformar el mañana, pero solo hoy la participación y también el error les dará las herramientas del cambio. Anímense solo un futuro de trabajo y esperanza en Democracia los espera.

Carlos García. Vicepresidente del Congreso de la UCR.