APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Economía

30 de Octubre de 2017 - Nota vista 299 veces

Transportar en camión 1.000 km cuesta U$S 65; exportar a China, a 20.000 km, U$S 39

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) difundió a través de su página web una de las disertaciones que se escuchó durante la última Jornada Nacional del Agro (Jonagro), referida a uno de los temas que más vienen reclamando desde la entidad: la falta de competitividad.

Durante la última edición de la Jornada Nacional del Agro de CRA, el economista de Fundación Fada, David Miazzo, analizó los problemas de competitividad que sufre Argentina.

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) difundió a través de su página web una de las disertaciones que se escuchó durante la última Jornada Nacional del Agro (Jonagro), referida a uno de los temas que más vienen reclamando desde la entidad: la falta de competitividad.

En este caso, se trata de la exposición que hizo el economista de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (Fada), David Miazzo, quien señaló que más allá de las tareas pendientes del Estado en la macroeconomía, las propias empresas agropecuarias deben intensificar sus procesos para ser más productivas y competitivas.

Entre otros aspectos, Miazzo priorizó dos puntos clave en su discurso: la escala y la productividad. “No podemos pensar en este mundo globalizado con competidores de la talla de Nueva Zelanda, Australia, Brasil y Estados Unidos, en que podemos salir a competir al mundo sin escala”, afirmó.

Y completó: “Si no tenemos empresas altamente productivas y competitivas, después no le podemos salir al pedir al flete y al tipo de cambio que solucionen esas cosas”.

En esa línea, consideró que “no le podemos pedir al tipo de cambio que resuelva todas las ineficiencias que hay en la competitividad hacia atrás. No le podemos pedir que asuma la inflación, los impuestos altos, los fletes caros, la falta de competitividad y la falta de escala”, dijo Miazzo.

A partir de ese diagnóstico, insistió: “¿Cómo vamos a ser supermercado del mundo si nuestros productos están más caros que en Dubai o en París?”

Sobre ese punto, hizo hincapié en el alto costo de los fletes como una de las mayores trabas para las economías regionales: “Transportar el grano en camión mil kilómetros cuesta 65 dólares la tonelada; exportarlos por vía marítima 20 mil kilómetros a China, cuesta 39 dólares la tonelada”.

Por eso, consideró que “este es uno de los principales problemas de las economías regionales, cómo competir en el mundo. Somos 70 por ciento más caros que Estados Unidos, y 76 por ciento más caros que Brasil”.

En función de lo anterior, Miazzo analizó cómo eso va impactando dentro de la propia estructura de costos del sector agropecuario. Por ejemplo, señaló que “subir el maíz al barco representa lo mismo que los gastos de fertilización”, dijo, desagregando los costos de esa hectárea en productivos (45%), impositivos (17%), comerciales (38%).

“Solo el 45 por ciento de los gastos de una hectárea de maíz son hacia adentro de la tranquera, y en el caso de la soja, sólo el 33 por ciento”, mencionó.