APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Tecnología

21 de Octubre de 2017 - Nota vista 336 veces

Mitad moto, mitad drone: el innovador vehículo de la policía de Dubái

"Estamos dispuestos a presentar al mundo algo nuevo: un medio de transporte aéreo más cómodo y seguro". La frase la profirió Alexandr Atamanov, fundador de un moderno concepto en movilidad. La feria GITEX, que se celebra en Dubái entre el 8 y el 12 de octubre, es un espacio que viró de la exposición de artesanía local a una muestra tecnológica: sirvió de escenario ideal para la presentación de la primera moto voladora de la policía.

Es el resultado de un trabajo mancomunado entre la policía local de Dubái y la startup rusa Hoversurf. Scorpion-3 es una aeromoto, una moto voladora o un drone tripulado: combina la estructura estándar de una motocicleta con la tecnología de cuatro rotores que proporcionan la posibilidad de maniobrar en el aire con técnicas similares a la conducción de un vehículo de dos ruedas. La estructura es monoplaza y el chasis y la postura rememorara la imagen de una moto.

La Hoversurf S-3 alcanzó una altura de vuelo de 28,5 metros y una velocidad de ascenso de cinco metros por segundo. Con este registro estableció un récord mundial de altura de vehículos similares en el mercado actual. Incorpora tecnología de dron quadricóptero para mantener la estabilidad y control, que libera de trabajo extra al piloto. La propulsión es eléctrica, aunque adeuda eficiencia en su autonomía: su funcionamiento alcanza apenas 25 minutos, aunque presuma de soportar el peso de 300 kilos y una velocidad punta de 70 kilómetros por hora.

El prototipo es, en definitiva, una nueva propuesta en línea con la amalgama de proyectos que imaginan que en el aire se encuentra la solución de los problemas de movilidad de los tiempos modernos. La policía de Dubái, ciudad de los Emiratos Árabes Unidos, podrá utilizar el desarrollo tecnológico para tareas de vigilancia. De hecho, la moto/drone también será posible de controlar a distancia con la ausencia de un piloto.

El creador del prototipo, fabricado en aluminio ligero, calificó de increíble los ensayos previos y confirmó que el vuelo resulta a la vista "muy inspirador". La presentación de la moto voladora de la policía de Dubái estuvo acompañada por una moto eléctrica construida en fibra de carbono que monta ocho cámaras para monitorear 360 grados desde una central de seguridad local. La unidad adquiere una autonomía de ocho horas y puede moverse a 200 kilómetros por hora.