APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Economía

17 de Octubre de 2017 - Nota vista 296 veces

Monotributo: categorías altas sólo tienen 0,2% de inscriptos

Más allá del nivel récord de recategorizaciones que informó la AFIP, el universo de monotributistas sigue mostrando el dibujo de una pirámide invertida que «no conforma al Gobierno».

En el esquema actual, el 35% de los inscriptos revista en la categoría más baja. Y, en el otro extremo, sólo 0,22% está inscripto en la más alta. 




El 5 de este mes cerró la posibilidad de cambiar de ubicación en la grilla para todas las categorías. Como suele ocurrir, la gran mayoría de los anotados es reacio a subir de categoría voluntariamente, porque eso implica admitir una facturación mayor (que a veces sólo es fruto de la inflación) y pagar más cuota todos los meses.

Por eso, la AFIP en el último año puso presión a través del sistema «Qué sabemos de vos» en el cual se detalla toda la información que el organismo tiene disponible sobre los gastos y los ingresos de cada contribuyente. El criterio de Alberto Abad, titular de la AFIP, es considerar que los contribuyentes acceden más fácilmente a blanquear su situación cuando advierten que el Fisco ya tiene toda la información sobre sus movimientos.

Así fue que en esta oportunidad hubo 572.000 contribuyentes que aceptaron cambiar de categoría (el 85% de estos casos lo hizo hacia arriba y el 15% pidió una más baja). Si bien esta cifra es elevada en comparación con los registros previos, el mapa del Monotributo que surge tras esta reorganización está muy lejos del que imaginan los funcionarios: la AFIP querría ver menos gente en las categorías más bajas, más cantidad en las intermedias y altas, y -por último- un universo más acotado de monotributistas, ya que sospecha que dentro de los casi 3 millones de inscriptos hay una gran cantidad que disfrazan ingresos y tendrían que estar incluídos como autónomos, pagando IVA y Ganancias.

Tal como se puede ver en el gráfico que acompaña esta nota, hay 962.000 inscriptos en la categoría más baja (A), lo que representa 35% del total. En esta franja, el tope de facturación equivale a $ 7.000 al mes y el aporte mensual total es de $ 787.

En el otro extremo, en las categorías I, J y K (venta de bienes muebles), hay anotados apenas 6.000 contribuyentes (0,22% del total). Estas tres categorías corresponden a venta de bienes muebles y tienen un tope de facturación que arranca en $68.500 hasta $ 87.500 al mes .

Dentro de las categoría de prestadores de servicios la más alta es la H, que permite facturación de hasta $700.000 anuales ($58.333 al mes). La información de la AFIP para esta franja consolida también las categorías F y G, con niveles de facturación menores. Para los tres casos juntos el total de contribuyentes es de 400.000, que representan apenas 15% del total.

Ámbito.com