APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

11 de Octubre de 2017 - Nota vista 1051 veces

Narcoavioneta: imputaron al suboficial de la policía que difundió fotos del procedimiento

El suboficial de la policía de Entre Ríos de Colonia Avellaneda, Cristian Coronel, fue formalmente imputado por la Justicia Federal por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y de violación de secreto. Ahora lo que más le interesa a la Justicia es saber si el policía intentó ayudar a la organización narco.

En una filmación de la Policía Federal se ve al uniformado tomar fotos del procedimiento en el cual se logró incautar una gran cantidad de droga que llegaba en una avioneta desde Paraguay a un campo en la zona de Villa Urquiza. Gracias a dicha operación, se desarticuló la banda narco liderada por Daniel "Tavi" Celis. Si bien el juez a cargo de la causa había ordenado máxima reserva y prohibió la difusión de datos o fotografías del procedimiento, a los pocos minutos de localizado el cargamento de droga las fotos ya circulaban en las redes sociales. 

La causa se inició en la tarde del 28 de mayo de este año, cuando por las escuchas telefónicas, personal de la Policía Federal aguardaba en el campo de la zona aledaña a la balsa de Villa Urquiza, una avioneta que iba a transportar una importante cantidad de droga proveniente del Paraguay. Se sabía que la operación denominada "Papá Noel", podría derivar en el desbaratamiento de la banda narco liderada por Daniel "Tavi" Celis.

En el operativo que fue supervisado por el propio juez federal de Paraná Leandro Ríos, se logró detener en el momento de la llegada de la avioneta a cuatro personas que se encontraban esperando el cargamento. Dos lograron escapar, y con distintos allanamientos, en las horas subsiguientes, como en los días posteriores, finalmente fueron detenidas 22 personas que a la postre fueron imputados y luego procesados con el dictado de la prisión preventiva. 

En el medio quedó investigándose la situación por la cual preocupó la difusión sin autorización de las primeras imágenes del procedimiento. El propio juez había ordenado el máximo secreto y hermetismo, por lo que reclamó que no debería filtrarse ningún dato o fotografía para no poner en riesgo la investigación. 

A los pocos minutos de la detención de los sospechosos y tras comenzar a contar la droga, en las redes sociales ya estaban las imágenes del operativo. Esto puso en peligro la detención de varias personas, tal fue el caso de dos muchachos de San Benito que, enterados del operativo de la Policía Federal, fueron localizados en plena tarea de organización de la fuga. 

El juez federal ordenó, primero el secuestro de los teléfonos celulares de los cuatro policías de la comisaría de Colonia Avellaneda, como del jefe departamental, subjefe y otras autoridades. 

Además, Ríos sumó la filmación de la Policía Federal donde se apreció claramente a un policía tomar fotos, pese a la advertencia de no hacerlo. 

Una vez finalizada la primera parte de la investigación, se individualizó al uniformado y tras el inicio de la causa, este martes formalmente fue imputado por los delitos de Incumplimiento de los deberes de funcionario público y de Violación de Secreto. (Análisis Digital )