APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

Viral - 10 de Octubre de 2017 - Nota vista 1408 veces

¡Qué es eso! Una extraña luz surcó el cielo entrerriano

VIDEO - Un brillante objeto surcó el cielo en el anochecer del lunes y que fue visto en diversas zonas de Entre Ríos, como así también en otros lugares del país y en Uruguay.

En diversos puntos de la provincia –y del país– fotografiaron y filmaron un exótico fenómeno que se vio en el firmamento.

El fenómeno fue registrado por las cámaras del canal local Delco Imagen de la localidad de Villaguay.

Testigos del hecho afirman que el elemento se parecía en un primer momento a una nube, y que terminó esfumándose o elevándose hacia arriba hasta desaparecer. 


Una aproximación mediante el zoom de la cámara de Delco Imagen muestra un elemento parecido a un símbolo de peligro de contaminación radioactiva (un círculo en el centro y tres “abanicos” a su alrededor). 

 Algunos medios de comunicación nacionales revelaron que imágenes similares fueron vistas en otros puntos del país. Y aseguraron que el objeto sería un cohete lanzado al espacio desde Japón.

El astrónomo Mariano Ribas estimó que se trató del “tramo descartado de algún cohete”. “Los reportes coinciden en un punto brillante con un halo borroso. Incluso, colegas observadores que vieron al objeto con binoculares (incluso, hasta con un telescopio), hablan de dos o tres “chorros” brotando del punto luminoso central”, escribió en una publicación en la red social Facebook. Y continuó: “No sé cual es la órbita de ese posible resto de cohetería, pero no podemos descartar que volvamos a verlo pasar en cualquier momento”, aunque “la chance es baja”. Y finalmente precisó: “Parece que fue un tramo descartado de un cohete japonés lanzado hace unas horas”. 

Desde Visión Ovni habían dejado trascender a través de Twitter que “la extraña luz que se observó en varios puntos de Argentina, se trató del satélite venezolano, fabricado en china VRSS-2 ANTONIO JOSE SUCRE”.

En las redes sociales, muchos de quienes vieron el fenómeno comenzaron a descreer de las explicaciones, pero lo cierto es que las imágenes empezaron a multiplicarse.