APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

13 de Septiembre de 2017 - Nota vista 415 veces

Detienen a un comerciante que arrendaba un campo en el que hallaron 1.800 kilos de cocaína

Una patrulla de Gendarmería Nacional detuvo a un comerciante prófugo que arrendaba un campo cercano a la localidad santiagueña de Los Pirpintos en el que fueron secuestrados más de 1.800 kilos de cocaína en julio pasado.

Se trata de Javier Basilio Hawleruk, que residía en la localidad salteña de Tartagal, sobre el que pesaba una orden de captura nacional e internacional, ordenada por el juez federal Guillermo Molinari, tras una serie de allanamientos y procedimientos que habían arrojado resultados negativos.

Hawleruk, que fue detenido cuando caminaba en cercanías de la Casa de Gobierno de Santiago del Estero, es familiar de Edgar Leonel Sztyk (29), uno de los detenidos, oriundo de Tartagal, que junto al chaqueño Juan Carlos Cárdenas (42), fueron apresados el 4 de julio pasado, cuando transportaban en una camioneta doble cabina nueve envoltorios con más de 300 kilos de cocaína de máxima pureza.

La droga había sido arrojada desde una avioneta, que aún no pudo ser localizada ni identificada, tras una persecución por aire de un helicóptero de Gendarmería Nacional, en un campo de localidad de Los Pirpintos.

En el mismo procedimiento, los gendarmes encontraron en poder de los detenidos las llaves de una precaria casilla, ubicada a 4.000 metros del lugar, en una zona montuosa en la que se encontraron los restantes 1.500 kilos de cocaína.

Con anterioridad, los detenidos por el cargamento de cocaína, se habían negado a prestar declaración indagatoria ante el juez Molinari y en presencia del fiscal Pedro Simón, que por enfermedad fue reemplazado esta semana por Indiana Garzón.