APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Opinión

Por María Rosario Echeverría - 23 de Agosto de 2017 - Nota vista 251 veces

Protección integral para las mujeres

¡Qué tema, Dios mío! De candente actualidad. Mucho se habla al respecto. Entre lo mucho que he leído, tuve oportunidad de leer por estos días un artículo de la doctora Daniela Montes, que me resultó muy interesante y que, en líneas generales, dice lo que sigue:

La Ley 26485 regula la protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales.

En su articulo 4º define a la violencia contra las mujeres como todas conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal.

Dicha norma contempla la protección contra la violencia en todos sus tipos, a saber: física (ejemplo: golpes, empujones, tirones de pelo), psicológica (ejemplo: insultos, hostigamiento, amenazas, celos, control, abandono), sexual (ejemplo: abuso, acoso, relaciones sexuales forzadas, incluso dentro del matrimonio, u obligar a ejercer la prostitución), económica y patrimonial (ejemplo: apropiación, pérdida o retención de pertenencias, control del sueldo, pagar menos que un varón por igual trabajo), simbólica (ejemplo: mensajes, imágenes o íconos que reproducen y naturalizan una relación de subordinación, discriminación o desigualdad en relación a los valores).

Y también en todas sus modalidades, doméstica (por pareja, cónyuge sean actuales o pasadas, hijos, hermanos o parientes por afinidad), institucional (escuelas públicas, o privadas, clubes, sindicatos, comisarías al obstaculizar el ejercicio de los derechos de las mujeres), laboral (por compañeros y jefes de trabajo, ya sea en organismos públicos o privados), libertad reproductiva (impedir que la mujer decida el método anticonceptivo, el número de embarazos o el intervalo de éstos), obstétrica (maltrato a las mujeres durante el embarazo, en la atención del parto, post parto o post aborto), mediática (imágenes y discursos que deshonren, humillen, cosifiquen, discriminen y atenten contra la dignidad de las mujeres en los medios de comunicación.

Además se promueve:

- La eliminación de la discriminación entre mujeres y varones:

- La erradicación de patrones socioculturales que legitimen y reproducen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres.

- Asistencia interdisciplinaria y grupos de ayuda mutua.

- Programas de acompañantes comunitarios para el autovalimiento de la mujer.

- La denuncia por violencia contra las mujeres podrá efectuarse ante cualquier juez o jueza de cualquier fuero instancia o ante el Ministerio Público en forma oral o escrita.

Esta ley garantiza los derechos reconocidos por la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra la Mujer y la Convención sobre Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer.

La fuente de esto es la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género.

Como digo al comienzo: ¡qué tema, Dios mío!. De gran actualidad.

Contenido Relacionado