Policiales

24 de Junio de 2017 - Nota vista 1310 veces

Un policía secuestró a una embarazada y le disparó a dos autos para hospitalizar a su sobrina

Un raid frenético protagonizado por un policía tuvo lugar en las calles de Mar del Plata. Sucede que el agente estaba de visita en la casa de su hermana cuando de repente su sobrina de tres años empezó a convulsionar.

De inmediato, el efectivo salió a la calle con la nena en brazos e intentó que algún auto los acercara al hospital Materno Infantil. Pero el tiempo corría y nadie lo ayudaba. Entonces decidió sacar su arma.


Una mujer embarazada que viajaba con cuatro chicos fue la primera en pasar por la esquina en la que el hombre y su sobrina se encontraban, en Bosch y Carasa. Él intentó hacerla bajar del coche, pero como se negaba la obligó a manejar a alta velocidad hasta el hospital.


El recorrido tampoco fue sencillo, por lo que el agente disparó contra dos vehículos que le bloqueaban el paso. Una bala impactó en una camioneta Renault Kangoo en la que iba un hombre y su esposa, también embarazada. No hubo que lamentar heridos.


Apenas llegaron al sanatorio el agente corrió a la guardia con la nena y la mujer que había secuestrado, quien tenía un embarazo de alto riesgo y sufrió un desmayo por el susto, por lo que también tuvo que ser asistida por los médicos.


El policía fue detenido y acusado por el fiscal Fernando Castro por los delitos de privación ilegal de la libertad triplemente agravada y abuso de arma. Su sobrina se encuentra en buen estado de salud y se conoció que las convulsiones habían sido consecuencia de un fuerte estado gripal. 


Contenido Relacionado