APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Cultura

17 de Junio de 2017 - Nota vista 261 veces

Nueva Filial de Danza

Hace pocos días viajé a la ciudad de Dolores, provincia de Buenos Aires, para concretar una nueva filial de Danza de nuestro Instituto, pasando así a tener más de 30 filiales que formamos dentro del país y el extranjero.

Agustina Valli, se llama dicha profesora que se recibió en la ciudad de Villaguay justamente, en esa ciudad donde formé, la primera filial. De allí egresaron muchas jóvenes que llevaron su enseñanza a distantes lugares. Una de ellas a Tierra del Fuego, y otra a Salta, Sandra Piccolo. Hoy en día es Directora del Ballet oficial de Salta y muchas otras, que ejercen en la provincia de Entre Ríos como la profesora Paola Tejera que enseña en San Salvador y en Concordia.

El diario de la ciudad de Dolores llamado «Compromiso’’ dedicó en su portada dicho acontecimiento cultural y educativo artístico en una extensa y muy significativa y elogiosa nota que también tuvo repercusión radial y televisiva.

Me fue entregado un documento histórico de historia de su ciudad para que lo difundiera en nuestro diario «El Heraldo» en donde les comenté, Dolores cumple pronto 200 años y que se la llama: «Dolores Primer Pueblo Patrio».

A continuación les relataré el porqué se le llama así.

«Poco después de la Declaración de la Independencia en 1816, se decidió la creación de un pueblo al sur del río Salado para establecer una valiente avanzada de la frontera con los indios. Así nació el 21 de agosto de 1817 constituyéndose en el Primer Pueblo Patrio». Al parecer los indios partieron con sus tolderías a Tandil y de ese modo comenzó el pueblo a formar un núcleo central de esa próspera región, como parada para las carretas que viajaban al sur.

Brevemente su historia

En 1821 Dolores fue arrasada e incendiada por un malón de 1.500 indios pampas, comandados por el gaucho renegado Luis Molina. Cometieron toda clase de atrocidades y se llevaron 17 rehenes. Muchos de ellos, fueron familiares del mismo fundador el capitán Ramón Lara, quien posteriormente logró rescatarlos. Para reconstruir la capilla consiguió los presos de soldados españoles prisioneros en Maipú, que con el tiempo contrajeron enlace con las damas dolorenses quedando avecindados por estos parajes.

En 1839 con solo 2.000 habitantes dio su grito en su plaza el histórico grito de Dolores levantándose en armas contra Rosas en la llamada «Revolución de los Libres del Sur».

Algunos historiadores ponían en duda el nombre de primer pueblo patrio a Dolores, porque fundamentaban era primero, un pueblo en Mendoza llamado San Martín, donde había un monolito como testimonio de su fundación.

El tiempo hizo comprobar que el monolito fue por agradecimiento a San Martín porque donó, esas tierras que le habían donado a él y él a su vez las donó, para sus soldados que combatieron en batallas en el cruce de los Andes. Solo una pequeña parcela le donó para su hija. El monolito que hizo hacer Don Toribio Luzuriaga decía así «Al virtuoso héroe del Excelentísimo Señor Capitán General en jefe del Ejército de los Andes.» Mereció mucho, él había hecho mucho más.

De allí que no fue una fundación de ese pueblo por eso por decreto N°2.920 se la consideró a Dolores el Primer Pueblo Patrio.

Así hoy recuerdan al Capitán Ramón Lara, al sacerdote don Francisco de Paula Robles que formaron los primeros pobladores bajo el curato de nuestra Señora de los Dolores, a los Blandengues de Frontera que tanto los defendieron y justamente después del incendio formaron la segunda repoblación del pueblo.

Y luego el pueblo se fue afianzando y formó costumbres, mucho trabajo ganadero y de agricultores, pero que también tuvieron sus recreaciones.

Tenían corridas de toros, pero con avestruces disfrazados de unitarios. Cuando querían homenajear a una dama le cantaban coplas por la ventana. Luego se abrían las puertas de la casa y comenzaba el baile con arpas, guitarras, mate y ginebra A la dama le daban las botas de potro, para que la novia le bordara sus iniciales. Bailaban: gatos, cielitos, triunfos y malambos. Tiraban cohetes de la India, para finalizar los festejos.

Así llegamos ahora a los próximos festejos de 200 años de historia de un pueblo trabajador, pujante digno de ser conocido y valorado por todos los argentinos


Teresita Miñones de García.


Contenido Relacionado