Internacionales

19 de Mayo de 2017
- Nota vista 174 veces

Temer no renuncia; hay protestas callejeras

El presidente de Brasil, Michel Temer, dijo que no renunciará, pero su supervivencia en el cargo frente al terremoto político provocado por escuchas autorizadas por la corte suprema sobre corrupción está amenazada por siete pedidos de juicio político, el quiebre de su base de apoyo en el Congreso y manifestaciones que claman por elecciones anticipadas.


El Supremo Tribunal Federal (STF) abrió una investigación contra Temer por obstrucción de la justicia, de acuerdo a la decisión del juez de la corte Edson Fachin, quien instruye la Operación Lava Jato para personas con fueros, en una jornada de altísima tensión en la que fue suspendido del cargo por corrupción el senador Aecio Neves, jefe del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).
Los planes para elegir un sucesor de Temer estuvieron en el centro de los diálogos comandados por el presidente de la Cámara de Diputados y número 2 del país, Rodrigo Maia, debido a que si el presidente cae, en esta fase del mandato, el Congreso debe realizar una elección para determinar al sucesor, un tapón que pueda al menos nadar en aguas turbias de corrupción y descrédito popular.